Un problema oculto

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

Los reportajes que SUR ha sacado a la luz sobre el suicidio ponen en evidencia un serio problema al que nadie, en teoría, le hace frente porque es algo tabú o al menos oculto. Los suicidios no salen en los medios de comunicación social, o al menos no de forma habitual, pero eso no significa que no existan, que no sean un problema. La prueba está en los datos: terroríficos, por cierto. Es la primera causa de muerte violenta en Málaga, y casi triplica a los muertos por accidentes de tráfico. Sin embargo no salen en los periódicos, ¿por qué? Posiblemente por un falso pudor o una falsa apariencia de normalidad. Habitualmente, la norma en los medios de comunicación es no dar los suicidios porque las mentes (horribles mentes) de algunos no cuerdos pueden inducir a repetir ese acto fatal. Es posible, pero a ver qué le podemos decir a los que han tenido que triplicar los esfuerzos para limpiar el Tajo de Ronda... No es una cuestión baladí, pero el tema requiere una 'pensada': ¿si los medios de comunicación no hablan de los suicidios, estos no se producirán? Falso, porque la prueba está en lo que sucede hoy en día, no se informa de casi ninguno, pero sigue siendo una práctica habitual. Segundo tema, si se informa de ellos se produce un 'efecto simpatía'. Pues no se sabe, pero es verdad que en Viena, a raíz de informar en los medios que un señor que se tiró a la vía del metro, en las siguientes semanas hubo 22 que repitieron tal siniestro acto... Pero, ¿y qué hacemos? Olvidar algo que es realidad, algo que va contra natura de lo que tienen que hacer los medios de comunicación, o sea informar de qué pasa... A ver, si se informa de un asesinato, ¿por qué no de un suicidio? Es tremendo, pero se nos plantea algo que es fruto de la discusión entre el deber y el hacer. Estudios que siempre dijeron que los medios no deben informar sobre suicidios porque dan pie a que se produzcan más, ahora son rebatidos por otros que cuentan que hay que informar de lo que pasa, sin sensacionalismos ni aspavientos, con un trasfondo educativo, informando de que hay alternativas, que hay asociaciones que ayudan a luchar contra esa absurda decisión final, y que todo en la vida tiene una solución antes que la muerte. Hay puentes en Londres con carteles advirtiendo de que son lugares proclives al suicidio, pero que no debe ser una decisión final, sino que hay terapias y ayudas a las que habría que acudir antes de 'dar el salto'... Pero, ¿son los medios de comunicación los culpables de que haya más suicidios? Creo que no, y por tanto habría que hacer algo, y al menos exteriorizar los muchos suicidios que se producen hoy en día en nuestra provincia, en nuestra Comunidad y en nuestro país. Es un tema tabú, pero ser así no ha evitado que esta horrorosa decisión se haya convertido en una especie de pandemia. Quien se quita la vida por voluntad propia no es alguien influido por un medio de comunicación... Para nada. Son muchos los motivos y las causas para tan horrible decisión, pero lo que desde luego no hay que olvidar es que es un tema tabú, que está oculto, del que nadie quiere hablar y que sin embargo está muy presente en nuestra sociedad. Quitarse la vida es algo fácil, aunque no lo parezca. Lo que hay que hacer es no negar lo que es un grave problema.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos