Pablo Casado Montesinos

JOSÉ ANTONIO TRUJILLO

El periodismo es agua que no moja pero que siempre cala. Es hijo putativo de la verdad sin derecho a una renta familiar. Obligado a alumbrar en la realidad, está muy expuesto al ejercicio del poder, que intenta por todos los medios esconderlo tras el celemín. Algunos convirtieron el periodismo únicamente en información con la que se puede mercadear o prosperar socialmente. El compromiso con la verdad no hace rico al periodista, lo convierte en imprescindible.

Esta semana supimos que el periodista Pablo Montesinos será la persona que encabezará la lista en Málaga del Partido Popular para el Congreso de los Diputados en las próximas elecciones de finales de abril. Una sorpresa para la mayoría de los populares malagueños que no sabían ni quién era el corresponsal político de Libertad Digital y esRadio. Sin duda es una decisión tomada en primera persona por Pablo Casado y que ha impuesto al aparato de su partido en Málaga. El líder popular ha querido demostrar su poder formal en una nota al pie de página, en una región en la que no se atrevió a escribir el relato de su partido, cediendo el protagonismo a los 'sorayistas' y 'arenistas' que han conformado el gobierno de los 'Juanmas'. Con Pablo Montesinos se hace medicina estética donde se necesitaba cirugía reconstructiva. Se acostó un día siendo periodista y se despertó a la mañana siguiente como cabeza de cartel. ¿Será suficiente para que el PP levante su vuelo en Málaga?

Es verdad que son muchos los periodistas que en Europa y en España han encontrado en la política una puerta giratoria lo suficientemente atrayente como para no dudar en traspasarla. Si no que se lo digan a Puigdemont, Uxue Barkos, Ximo Puig, Pilar Rahola, Ángeles Caso, Marta Rivera de la Cruz, Irene Lozano o Antonio Baños, entre otros. El ejercicio del poder promete un paraíso que el periodista nunca encontrará si permanece en la crítica al mismo. La pregunta que muchos nos hacemos es si antes de dar ese paso, el periodista hacía lo que denominaba Shafer 'paraperiodismo': difundir las ideas de un partido político con su ejercicio antes de sentirse obligado a defender la verdad como periodista.

El nuevo político popular no ha encontrado demasiadas críticas entre sus compañeros de profesión, cosa que era de esperar, pero muchos ciudadanos están de acuerdo con lo que nuestro magistral Julio Camba dejó escrito en 1943: «Un error táctico: política y periodismo». ¿Dictaminarán lo mismo los electores con Pablo Casado Montesinos?