El negocio

ROSA BELMONTE

Salen los jefes sindicales y como Faemino y Cansado con un vaso de tubo anuncian movilizaciones contra la reforma laboral que culminarán con paros el 8 de marzo. Amárrame los pavos. Como los atolondrados de Vox queriendo cambiar de fecha el Día de Andalucía. Los señoritos de UGT y CC OO se han enganchado al negocio del feminismo como asidero contra la nada en la que se desenvuelven. Ayer, Irene Montero se hizo cargo de la empresa familiar, mientras su novio se dedica a los mellizos hasta marzo. Prueba a hacer eso en una empresa privada. La vuelta de Montero fue en un encuentro de mujeres. «Ya no estamos solas». Se os han pegado hasta los sindicatos. Otra vez volvió a llamar la atención en la entrega de despachos del CGPJ que las jueces sean mayoría (53%) pero no en los altos cargos (21%). Las mujeres siguen ganando en las oposiciones, pero no cuando entra en juego la cooptación (que te elijan otros). Para esas cosas sirve el feminismo.