SIN MIEDO A LAS MÁQUINAS

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

Hay elementos que se tienen y cuyo valor no se dimensiona a pesar de que son factores imposibles ni de copiar, ni de crear, ni de trasladar. No hay tecnología posible que puede hacer que en Finlandia tengan inviernos con semanas enteras con máximas de 20 grados, como las que hemos tenido recientemente en la Costa del Sol. O sin ir tan lejos, que en Asturias puedan disfrutar en el año de la mitad de los días de sol que en la provincia de Málaga. Son valores que, en un mundo en que la innovación transforma el turismo día a día y a pasos de gigante, no cambiarán. Tampoco es fácil conseguir que en las valoraciones que realizan los turistas del destino destaque como mayor atributo la hospitalidad de sus gentes, como ocurre en la Costa del Sol. Se trata de otro intangible que la digitalización no podrá solapar, pero sí podrá ponerlo en valor y sacarle un mayor partido, al igual que permitirá vender mejor de lo que se hace el clima del destino.

Son ejemplos claros de que no hay que temer al poder de la tecnología, porque hay factores que son insustituibles y que quizá las máquinas sean capaces de calibrar mejor el poder de estos elementos. Seguro que la combinación de datos y algoritmos ponen de manifiesto la importancia que tiene para el destino contar con un clima excepcional o con unas gentes y unos profesionales que deben llevar por bandera el lema de 'al turista, una sonrisa'. Ya no será cuestión de creérselo más o menos, sino de una certeza matemática que las nuevas tecnologías ayudarán a exportar y a difundir estos intangibles como hasta ahora nunca se ha hecho.

Si la reciente edición de Fitur ha dejado claro que el turismo va a seguir creciendo y que la tecnología va a facilitar la conquista del viajero y la selección del mismo, también ha advertido que no se podrá dejar para mañana la planificación de este crecimiento en consonancia a la capacidad de carga de cada destino para que el turista se sienta ciudadano y el ciudadano vea al viajero como a un gran aliado. Tampoco la tecnología debe verse como un enemigo. Es fuente de oportunidades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos