La Magdalena se va hoy

Aunque la exposición de Pedro de Mena estará abierta hasta el 14 de julio, hoy es el último día para ver la imagen de Magdalena Penitente.- Casi 30.000 personas han visitado la muestra en los dos primeros meses.-El vídeo de Agatha Ruiz de la Parada que se ha hecho viral hablando de Málaga y de la exposición del Obispado.-Los 35 años de Proyecto Hombre.- 'Fortnite' y las nuevas y preocupantes dependencias de hoy...

La Magdalena se va hoy
Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

Las palabras de Agatha Ruiz de la Prada en un programa de televisión en las que elogiaba a Málaga, hablando de la belleza y el liderazgo cultural de nuestra ciudad así como del impacto que le causó ver la exposición de Pedro de Mena en el Palacio Episcopal, que incluso la hizo llorar como afirma ella misma («es la mejor de cuantas hay hoy en España», dijo), se han convertido en viral y sin duda han supuesto un magnífico soporte publicitario para la capital de la Costa del Sol y, por supuesto, para la muestra 'Pedro de Mena, Granatensis malacae', que estará abierta hasta el 14 de julio. La exposición, ya se ha dicho por activa y pasiva, es una joya, uno de esos acontecimientos culturales que dignifican a una ciudad y a un espacio cultural, y el Palacio Episcopal lo ha conseguido. Era un gran objetivo de su director, Gonzalo Otalecu, que en manos de un gran experto en arte como es José Luis Romero, un especialista en el barroco y en Mena, no podía ser otra cosa que un gran éxito, como lo demuestra el hecho de que casi 30.000 personas (exactamente 29.482) la hayan visitado en los dos primeros meses. Por cierto, que todos ellos han tenido la suerte de ver una de las piezas más hermosas salidas de la gubia de Pedro de Mena, la Magdalena Penitente, que por compromisos adquiridos por el Museo Nacional de Escultura, donde se expone de forma permanente, tiene que viajar mañana hacia Valladolid, por lo que hoy domingo es la última oportunidad que tienen de verla en directo en la exposición de Málaga.Merece la pena el esfuerzo, porque el conjunto es maravilloso, y la imagen de la Magdalena es la guinda de una muestra que es única, hasta el punto de hacer llorar a Agatha Ruiz de la Prada, que algo sabe de estética y de belleza. La Magdalena porta entre sus manos un crucificado, que es una réplica a escala del Cristo del Perdón, otras de las grandes esculturas de la exposición, que se encuentra en la Catedral pero que ha sido ahora cuando lo han descubierto muchos malagueños. En suma, que si quieren ver la plasticidad y la eclosión del barroco (Antonio Garrido dixit) en su máxima expresión, no dejen de ir a ver la muestra de Pedro de Mena, y recuerden que si lo hacen hoy se encontrarán, de frente, con la impresionante dulzura del dolor expresado en el rostro de María Magdalena y con un conjunto de 63 obras sin igual.

¿Quién le iba a decir a los fundadores de Proyecto Hombre que 35 años después tendrían que tratar adicciones por vídeo juegos? ¿Qué hubieran pensado quienes lo pusieron en marcha que habría adicciones por culpa de algo llamado 'Fortnite' y/o 'guachá'? Pues eso, que parece ciencia ficción, está ocurriendo en Málaga (y en todos los lugares), donde más de un hogar ha saltado por los aires reventado por lo que alguien ha llamado 'estupefacientes digitales'. La directora de Proyecto Hombre Málaga, Belén Pardo, advierte del enorme consumo de redes sociales entre niños y adolescentes, con un uso abusivo de móviles y el 'enganche' con la pantalla a través de juegos como 'Fortnite', que tiene en alerta a los psiquiatras, psicólogos y educadores de medio mundo. 'Fortnite' tiene en la actualidad más de 200 millones de seguidores, y Málaga no iba a ser una excepción.

Proyecto Hombre nace en Málaga de la mano del inolvidable obispo Ramón Buxarrais, y lo hizo inicialmente para combatir la adicción a las drogas, fundamentalmente a la heroína, estupefaciente que en aquellos años hacía estragos en la sociedad. 35 años lleva Proyecto Hombre como gran realidad, con una labor a sus espaldas y una forma de trabajar copiada en media España y fuera de nuestras fronteras, y una actividad ejemplar. Ocurre, además que hoy en día esta ONG es más necesaria que nunca, porque además el campo de su actuación se ha multiplicado con la aparición de nuevas adicciones que han llegado de la mano de las nuevas tecnologías. Ya en Proyecto Hombre no se trata sólo a drogadictos, sino también se combate el alcoholismo, la ludopatía y una nueva 'enfermedad' que afecta sobre todo a niños y adolescentes: la adicción a los móviles, tablets y ordenadores, unos a las redes sociales, otros a los juegos… siendo en este caso 'Fortnite' el gran imán que atrae y trae los mayores problemas, porque no sólo los niños, aunque estos son los más indefensos, están 'embebidos' delante de las pantallas de los ordenadores o móviles horas y horas.

Juan Serrano, vicepresidente de Proyecto Hombre, y Belén Pardo, directora del centro, forman parte esencial del equipo de trabajo que está programando una serie de actividades para celebrar el 35 aniversario de la organización no gubernamental que tiene como presidente al obispo de la diócesis, monseñor Jesús Catalá. «Aprovechamos todas las efemérides que podemos para recordarles a la sociedad que estamos ahí, que el problema sigue, y que necesitamos el apoyo de todo», señala Juan Serrano, un malagueño que está entregado en cuerpo y alma a Proyecto Hombre en una labor que es digna de todos los elogios. Belén Pardo resalta que la labor de Proyecto Hombre no sólo se limita al tratamiento de adicciones, sino también a la prevención de las mismas, y hay que resaltar que actualmente son 14.000 escolares malagueños, de 71 colegios, los que siguen cursos destinados a presentar ante los niños los problemas que acarrean el tabaco, la droga, el alcohol, el juego… y los móviles, las redes sociales y los videojuegos. Actualmente son 41 los menores de edad en tratamiento directo en el centro, y una parte importante lo está por el mal uso que hacen de las redes sociales y los juegos por ordenador, porque como señala Belén Pardo, «no nos gusta hablar de adicciones en los menores de edad, sino de mal uso». «Estamos muy preocupados por la incidencia de las nuevas tecnologías (entendiendo por ello redes sociales, juegos, etcétera), el consumo indiscriminado de las mismas por niños y su grado de influencia en su comportamiento. Porque el problema no es que estén más o menos horas, o que se encuentren prácticamente imbuidos en esos juegos desde que se levantan hasta que se acuestan, sino que hay muchísimos padres que nos reconocen que no saben cómo frenar esa dependencia», explica Pardo, quien muestra su preocupación por vídeojuegos como 'Fortnite', «que dicen que es gratis pero eso no es así, porque hay familias que han tenido serios problemas económicos por culpa de los gastos que han tenido que afrontar debido al juego, a la vez que me pregunto yo qué valores de convivencia inculcan a nuestros jóvenes, y encima ahora parece que hay otro juego que causa más dependencia aún… Esto es preocupante». Y es que no son pocos los casos de niños que usan su paga semanal o realizan trabajos extra para poder obtener el dinero que necesitan para 'avanzar' en esos juegos, pero otros van más allá, pues se han dado casos de menores que han utilizado las tarjetas de crédito de sus familiares sin el permiso de estos. Y es que ser adictos a las redes sociales y de los vídeo juegos afecta a la convivencia familiar y genera no pocos inconvenientes: falta de comunicación, peleas, alejamiento, mentiras… Para hacérselo mirar, vamos. Proyecto Hombre, pues, hoy más necesario que nunca. Ojalá no hiciera falta, pero no es así, como ya hemos visto.

Nos vamos. No dejen si pueden de ir a ver hoy la Magdalena Penitente. Les hará más felices. Seguro.