Lanzmann

ROSA BELMONTE

A Claude Lanzmann le parecía que 'Holocausto' y 'La Lista de Schindler' banalizaban el Holocausto anulando su carácter único. Claro, 'Shoah', monumento de nueve horas sobre el exterminio de los judíos a manos de los nazis, es insuperable. Aunque no sea una visión totalizadora. Pero también está 'El último de los injustos', con el maravilloso Benjamin Murmelstein. Lanzmann dio el visto bueno a 'El hijo de Saúl', aunque al pobre Imre Kertész le riñó cuando elogió 'La vida es bella'. Entonces Kertész no había visto 'Shoah' (sólo había estado en Auschwitz y Buchenwald). Pero no todo en Lanzmann es el Holocausto. También era un excelente escritor, un cronista que nada tenía que envidiar a Talese. De sus años de periodismo alimenticio en 'Elle' entre 1950 y 1970 son textos como 'Soraya, un invierno en Capri'. Demuestra que da igual de qué se escriba, sino el talento para hacerlo. Mataría por su frase 'Capri sin sol es insostenible'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos