Intangible material humano

Intangible material humano
SUR

Hay personas que en sus barrios y calles son parte esencial de la misma: Joaquín Ligero, Evaristo Guerra o Paco Márquez son ejemplos claros. -Rafael González deja un enorme vacío en calle de la Victoria. -Nombrar a Antonio Banderas o a Carlos Álvarez se identifica con Málaga. -Lo mismo que si se nombra al Cristo de Mena se asocia con La Legión, Jueves Santo y Semana Santa malagueña...

PEDRO LUIS GÓMEZ

Hay ciudades, barrios y calles que se conocen e identifican a nivel local por su mobiliario urbano, por unas características más o menos especiales. Pero también hay un 'material' humano formado por personas de carne y hueso que conforman una vital parte misma de zonas concretas y específicas.

De siempre en la historia de las ciudades, y Málaga no iba a ser una excepción, ha habido personas y personajes que por su personalidad, su forma de ser, su trabajo en concreto o por su propia presencia han sido parte consustancial de una calle o barriada concreta. Es más, los ha habido que han formado parte de las mismas como si hubiesen sido, entiéndase la metáfora, parte del 'mobiliario' urbano (material humano) concreto de una zona. En calle de la Victoria han existido muchas personas que han sido consustanciales al barrio, y que desgraciadamente o ya no están o se marcharon para siempre. De la calle que da nombre a la conmemoración de la entrada de los Reyes Católicos en Málaga hace ya casi seis siglos han salido muchos personajes conocidos más que la propia vía. No podemos olvidarnos de Joaquín Ligero, habitual 'guardián' de los parques del barrio, aún hoy felizmente vecino del 'Compás', pero ya postrado en una silla de ruedas por su imposibilidad física de andar (no por otra cosa, afortunadamente) a sus casi 96 años. También era un personaje súper popular y conocido por los vecinos, los alumnos que aún siguen subiendo andando a los Maristas y de los cofrades de la zona Rafael González Jurado, un hombre bueno, que ha estado toda su vida guardando la capilla de calle del Agua donde se veneran las sagradas imágenes del Rescate. Rafael, querido por todos, murió esta semana pasada dejando un vacío irreemplazable en la zona 'alta' de la Victoria. Para él, 'su' Jesús del Rescate y sobre todo su Virgen de Gracia eran «lo más grande». Los cofrades de la Victoria y en particular los hermanos del Rescate echarán de menos su figura. Descanse en paz un malagueño humilde, vecino del barrio de la Victoria, partícipe de nuestras tradiciones y formas de entender la vida.

Otro ejemplo hablando de lao mismo, pero ahora hablando de un personaje ligado a una comarca o una localidad. Cuando se habla de Vélez y de la Axarquía o se relacionan con la pintura sale a colación el nombre y la figura de Evaristo Guerra. No sólo es un pintor excepcional, sino que su importancia la demuestra al haber creado escuela. Lo difícil no es pintar, como decía Picasso, sino hacer las cosas que los demás no hacen y encima de forma diferente. Pues eso es lo que ha conseguido el maestro Guerra, el mismo que ha dejado en la ermita de Patrona de la capital axárquica una obra para la posteridad, y cuyos olivos centenarios figuran en los grandes museos y colecciones particulares de pintura del mundo. Vélez y la Axarquía, Málaga en definitiva, le deben una y grande a Evaristo Guerra, pero eso es algo también consustancial con nuestra tierra, en la que nos acordamos mucho más de los muertos que de los vivos...

Menos mal que hay hechos que marcan las excepciones, como ocurrió el pasado día 29 en los jardines del Baviera Golf, cuando la Asociación de Comerciantes de Vélez distinguió al pintor con el premio Abul Cassin Venegas, que consiste de un busto que representa al último alcalde nazarí-veleño, realizada por el escultor Pepe Casamayor. En los discursos se destacó precisamente la identidad conseguida por Evaristo con Vélez y con la Axarquía y el reconocimiento a su trabajo, asistiendo numerosos empresarios de toda la comarca, el alcalde de Vélez, Antonio Moreno Ferrer, y el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía, Javier González de Lara. Evaristo Guerra no pudo ocultar su felicidad por la distinción, por el motivo en sí y por la gente que lo acompañaba en una noche. Fue el presidente de la Asociación de Empresarios de Vélez, Fernando Lisbona, quien le entregó el premio, justo y merecido sin duda.

A quien también se identifica con la plaza de la Aurora, la que limita la Trinidad con el puente que conecta a 'la otra' ciudad, es al peñista y cofrade trinitario Paco Márquez, durante años presidente, hoy consejero y desde siempre alma de la Peña Recreativa Trinitaria, persona fundamental para que se mantenga a a 'hierro y fuego' ese concurso nacional de saetas que es único en España. Paco Márquez, más trinitario que nadie, ha conseguido que su peña se apellide 'Escuela de Arte Flamenco'. Su gran labor no ha pasado inadvertida y el Ayuntamiento, a petición de los socios de la peña, encabezados por el presidente, Francisco Vela, cambiará la denominación de la plaza de la Aurora, donde se ubica la entidad recreativa referida, y pasará a llamarse antes de que finalice este año 'Plaza de Paco Márquez', para que no haya duda de alguien que lo ha dado todo por las peñas y por el barrio, donde es un personaje.

Hay también nombres y referencias que automáticamente se asocian con Málaga. Así ocurre con Antonio Banderas y Carlos Álvarez, lo mismo que si alguien evoca en cualquier esquina de España al Cristo de la Buena Muerte se asociaba con LaLegión, el Jueves Santo y la Semana Santa malagueña. Tanto Banderas como Álvarez han sido noticia en esta semana: Antonio por su nominación al Emmy como mejor actor principal por su papel de Picasso en 'Genius'. Su fantástica interpretación no ha pasado inadvertida para los grandes críticos mundiales y por ello ha entrado de lleno en la candidatura, lo que ya es, pase lo que pase, un privilegio y una noticia internacional de gran calado. Además, la serie también nominada al Emmy como tal, ha identificado a nivel mundial de forma incontestable a Picasso con Málaga. El actor recibió la noticia en Madrid, donde salvo unos días que pasará en su tierra natal, muy pocos, estará todo el verano rodando como protagonista una película con Pedro Almodóvar, y donde mostró su enorme felicidad por la noticia. «Estoy feliz, muy feliz», comentaba en plena Carrera de San Jerónimo, sede del hotel donde se hospedará todo el tiempo que esté en la capital de España.

Por su parte, Carlos Álvarez que concluyó su temporada el pasado día 7 en Turín con un éxito apoteósico con don Giovanni, ha regresado a Málaga donde además de pasar unas vacaciones, se repondrá de una intervención quirúrgica a la que fue sometido este jueves en la Clínica Quirón para superar una ya vieja lesión de un tendón en el hombro derecho que dificultaba mucho los ya de por sí exigentes papeles de sus personajes. El barítono recibió el alta el viernes y muy recuperado piensa cumplir a rajatabla el necesario período de convalecencia que lo llevará el 10 de septiembre a su mítica temporada 30 en la cúspide de la ópera mundial.

El Tercio 'Alejandro Farnesio', IV de la Legión ya tiene la réplica de su Patrono y Protector, el Cristo de la Buena Muerte, entrega que realizó el hermano mayor, Antonio de la Morena, al coronel jefe Ramón Armada tras la bendición del párroco de Santo Domingo Antonio Coronado. La talla ha sido realizada por el imaginero malagueño Alejandro Paneque en terracota policromada al óleo y es de gran belleza.

Él los proteja a ellos, a nosotros y a todos ustedes. Buena semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos