Hospital aún sin sede

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La historia del nuevo hospital público de Málaga es como la historia interminable. Cuando todo parece claro, la oscuridad vuelve a surgir. Que si se hace aquí, que si se construye allí, que si es preferible acullá. El tiempo pasa y el panorama sigue igual de enmarañado. Para poner orden y allanar un camino lleno de zanjas, en marzo del año pasado, la Consejería de Salud, que entonces estaba capitaneada por Aquilino Alonso, creó un grupo de expertos para que analizaran las necesidades sanitarias de Málaga, elaboraran un plan sobre cómo tenía que ser el tan ansiado hospital y dijesen dónde era mejor hacerlo. Esa comisión de notables, liderados por el exconsejero de Salud José Luis García de Arboleya, se puso a trabajar y fue constituyendo más grupos hasta implicar a más de tres centenares de personas, que de modo altruista (sin cobrar ni un euro) formularon una propuesta, cuya primera parte fue entregada a Salud en diciembre de 2017. En ese documento, con más de 300 páginas, se indicaba que el hospital tendría unas 800 camas, contaría con una alta tecnología y afrontaría con garantías las necesidades sanitarias de la población malagueña. Respecto a la ubicación, los expertos se inclinaron por unos terrenos situados detrás del Materno Infantil, donde está el centro de innovación social La Noria. Como digo, Salud dispone de esa información desde finales de 2017. Tiempo suficiente para que sus técnicos hubiesen ido a ver el terreno en cuestión y, tras consultar con el Ayuntamiento y la Diputación (propietaria del solar) supiesen si el edificio es posible hacerlo o no en ese lugar. O, incluso, si aun pudiendo construirse ahí, es más sencillo erigirlo en otro emplazamiento.

Pues bien: cuando parecía que la propuesta de los expertos era la mejor y que contaba con el beneplácito de Salud, ahora conocemos que no es así. Que la decisión continúa en el aire. El pasado viernes, la consejera de Salud, Marina Álvarez, vino a Málaga a contarle al alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, el proyecto del hospital. Al final de la reunión se supo que la opción que ganaba peso era la de hacer el centro hospitalario en los aparcamiento del Civil (esa alternativa fue la primera que se planteó a principios de 2017, antes de que los expertos entrasen en escena). Y me pregunto yo: ¿para qué se tiene en danza a más de 300 personas durante más de un año y se les pide su opinión profesional sobre cuál es el lugar que consideran más adecuado para construir el hospital si luego no se les va a hacer caso? Como diría un castizo, para ese viaje no hacían falta alforjas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos