Gaudeamus Málaga

Gaudeamus Málaga
SUR

El papel de la relación UMA-PTA para que el proyecto del tren supersónico se experimente en el Anillo Ferroviario de Antequera. -El impacto del Foro Málaga en la City de Londres más de un año después. -La experiencia de Mujeres por África con la UMA y su repercusión internacional. -EADE considera que cumple todos los requisitos para ser la primera universidad privada de Málaga; Sevilla y Córdoba ya tienen una...

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

La Universidad de Málaga vive un buen verano: se ha estrenado en el prestigioso ranking que elabora la Universidad de Shanghai, entre la 801 y la 900 a nivel mundial, mientras que en el ranking NTU, en este caso de la Universidad de Taiwan se sitúa entre la 751 y la 800 a nivel mundial, siendo las mejores posiciones para la UMA las que corresponden a ingeniería es informática. Además, para pocos es un secreto que una de las causas finales que han decidido a la empresa Virgin a elegir el Anillo Ferroviario de Bobadilla como su campo experimental para el futuro tren supersónico, que uniría a Málaga con Sevilla en apenas 10 minutos, es precisamente la pujanza de la Universidad de Málaga en el campo de las nuevas tecnologías, así como su vinculación y estrecha relación con el PTA. Ya en el Foro celebrado hace un año en la City de Londres ante unos 120 empresarios y ejecutivos londinenses, hubo representantes de empresas ligadas de forma indirecta con Virgin, y varios los asistentes invitados se mostraron muy interesados por ese papel UMA-PTA, y algunos de ellos realizaron posteriormente visitas a Málaga para conocer lo que vieron en el acto en el que participaron el alcalde, Francisco de la Torre, el rector, José Ángel Narváez, el director general de la Fundación Unicaja, Sergio Corral, y el director de SUR, Manuel Castillo.

Sin que nadie piense que aquí se establece una relación causa-efecto, lo cierto es que el nombre de Málaga 'sonaba' para Virgin desde hacía tiempo tras la apuesta en valor del posible proyecto por el entonces ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, quien entendió perfectamente dejar en el limbo del olvido la iniciativa del Centro de Experimentación de Alta Velocidad desarrollada por su antecesora Magdalena Álvarez y por el entonces presidente de Adif, Antonio González, era un sin sentido absurdo.

Siempre he defendido que 'vender' Málaga allá donde se pueda no es baladí, entre otras cosas porque aunque nunca se pueda 'medir' lo que puede suponer en un momento dado, lo que nadie tampoco puede dudar es que siempre puede haber un efecto positivo, y cuando menos te lo esperes. Por ejemplo, para este acuerdo con Virgin otra cosa que ha sido clave es el conocimiento del proyecto de Antequera de la actual presidenta de ADIF, Isabel Pardo de Vera, como el propio alcalde de la ciudad del Torcal, Manuel Barón, reconoció en las redes sociales. ¿Qué hubiera pasado si se hubiera nombrado a otra persona y no a una técnica altamente cualificada que lleva años trabajando en Adif? Otra interrogante sin respuesta...

Hablando de la Universidad de Málaga y de su reconocimiento lejos de nuestra fronteras, hay que referir que uno de los cursos que ha realizado este verano con mayor impacto ha sido el programa que alumnas e investigadoras africanas y españolas han desarrollado para que les ayude a ser líderes gracias a un proyecto promovido por la Fundación Mujeres por África, que preside la que fuera vicepresidenta del Gobierno de España María Teresa Fernández de la Vega. En total 22 jóvenes estudiantes e investigadoras africanas, una decena de empresarias y varias profesoras participaron a comienzos del verano en la Universidad de Málaga en un curso del programa 'Generando emprendimiento y liderazgo', un proyecto de la Fundación Mujeres por África y la UMA enfocado a compartir experiencias, complementar la capacitación que las universitarias reciben en sus diferentes áreas y ofrecer herramientas para desarrollar las capacidades necesarias con las que participar activamente en procesos de liderazgo.

El programa se llevó a cabo en el espacio de emprendimiento que la UMA tiene en el edifico 'El Rayo Verde', gestionado en colaboración con al Parque Tecnológico de Andalucía, y fue, como señalaba hace unos días el rector, José Ángel Narváez, a un grupo de representantes sociales malagueños «un completo éxito», recordando una de las frases de Fernández de la Vega, quien tras señalar en su discurso inaugural del curso que «hoy, más que nunca, el mundo necesita referentes femeninos», sentenció que «cuando las mujeres estamos, todo va mejor», y que especialmente eso ocurría en el continente africano.

'Mujeres por África' tiene unos 20 proyectos en marcha, muchos de ellos relacionados con la educación y la investigación. Recientemente se han sacado a concurso 53 plazas para becas de máster y doctorado, a las que se han presentado un total de 9.926 instancias, según los datos de la Fundación, que también trabaja en la puesta en marcha de un gran centro de formación en Marruecos.

Los responsables de la UMA están tan satisfechos de la relación surgida con 'Mujeres por África' y la repercusión del programa que estudian nuevos proyectos de colaboración. Lo que decíamos antes, que suene Málaga... Siempre habrá algún resultado positivo, sin duda alguna.

Seguimos hablando de temas universitarios. En este caso del anhelo que tiene EADE, que espera que en breves fechas se determine por parte de la Junta de Andalucía si será autorizada como la primera universidad privada de Málaga. Sus responsables, avalados por una larga experiencia docente en Málaga, están convencidos de que así será, y confían en que la Consejería de Conocimiento, Investigación y Universidad comprenda no sólo que cumplen con todos los requisitos establecidos, sino que además es «una oferta necesaria en los tiempos que corren en una sociedad como la malagueña, con la Costa del Sol como referencia principal y en un momento en el que se busca la consolidación de la provincia como referencia no sólo del sector servicios, sino también en Investigación y en Desarrollo».

Presentada toda la documentación, mientras los faralaes llenaban las esquina de la capital, el director de EADE, Gabriel Arrabal, acompañado por el doctor Antonio Souvirón, responsable de Medicina Genómica en el citado centro privado, se entrevistaron con el delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, a quien argumentaron que su petición se base en tres puntos que ellos consideran más que suficientes: que en Málaga, a diferencia de Sevilla, no existe ninguna universidad privada autorizada para impartir enseñanzas conducentes a títulos oficiales españoles; el segundo, que es necesaria una universidad privada, como opción complementaria a la pública; y el tercero, que EADE, después de casi treinta años de experiencia docente universitaria reúne todos los requisitos necesarios para acometer este proyecto.

La única universidad privada que hasta ahora se ha autorizado en Andalucía es la Universidad Loyola, promovida por la Compañía de Jesús, con sedes en Sevilla y Córdoba. Y EADE cree que su centro reúne todas las condiciones para asumir este reto en Málaga, poniendo sobre la mesa su origen malagueño y su vocación por la ciudad: más de 20 millones de euros invertidos ya en sus campus de Pedregalejo y más de 200 empleos directos en la actualidad en todas las empresas del grupo. Por otra, reivindica su experiencia docente: casi 60 años al frente del Colegio León XIII y casi 30 años como centro adscrito a la University of Wales Trinity Saint David, la tercera universidad más antigua de Wales e Inglaterra después de Oxford y Cambridge.

Para los responsables de EADE, para nada es incompatible esta petición de que haya una universidad privada con la universidad pública, sino que sería una oferta complementaria además de una opción para la ciudadanía.

Pues eso, en este 19 de agosto, fecha en la que los Reyes Católicos entraron en Málaga, que todos hablen de Málaga. Y que ustedes sean felices y servidor lo vea. Gaudeamus Málaga.

 

Fotos

Vídeos