Una exposición de cine

El Cristo de Mena (Perdón) dejó embelesados a todos los asistentes al acto de inauguración. /Salvador Salas
El Cristo de Mena (Perdón) dejó embelesados a todos los asistentes al acto de inauguración. / Salvador Salas

Impresionante muestra de Pedro de Mena en el Palacio Episcopal, sin duda la mejor exposición de esculturas que se podrá ver este año en Europa. -La suma de Fundación Unicaja y Unicaja Banco en el apoyo a aconteceres de Málaga que necesitaban un empuje. -José Luis Narbona, quien tanto hizo por el Císter al que tanto quisiera Mena, no pudo estar en la inauguración... -La felicidad de monseñor Catalá tras hablar con la Junta de la Catedral

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

Entrar en el Palacio Episcopal y darte de bruces con el Cristo Crucificado de Pedro de Mena, el del Perdón, el único que hemos visto el 99 por ciento de los malagueños (Félix Revello de Toro está en ese 1 por ciento privilegiado de malagueños vivos que ha visto los dos que hizo el gran escultor del barroco andaluz) es una experiencia que aconsejo no se pierda nadie. La exposición del Obispado comisariada por José Luis Romero Torres es una joya, una verdadera preciosidad, que coincide además cuando Málaga es una ciudad volcada con su cine. Hombre, se podían haber separado ambos aconteceres en el tiempo, pero el hombre propone y Dios dispone, y aquí, por cercanía cuando menos, entiendo que ha tenido mucho que ver. Casualidades y causalidades. Da igual, la suma de todo lo que se oferta en estos días es excepcional, por eso Málaga cuenta con una exposición de cine, y también con el festival. Lo mismo que han sido fundamentales Fundación Unicaja y Unicaja Banco (no suele ser normal un patrocinio conjunto , pero ya se sabe, cosas de la providencia, que diría monseñor Catalá...) para el desarrollo de una muestra ambiciosa, que tiene lugar 30 años después de la que se celebró en la Catedral sobre el escultor granadino-malagueño y que fue entonces presidida por José Guirao, entonces director general de Cultura de la Junta, y a la sazón hoy ministro de Cultura y que estuvo junto a la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, y las principales autoridades de la provincia, en la apertura de la que sin duda ya es la más importante exposición de imaginería de cuantas se celebren en este año en Europa. Las coincidencias divinas existen, ya lo hemos dicho, y más en el lugar en el que se celebraba el acto, pero hay también un mundo, y entrando en el mismo hay que reconocer públicamente el enorme espaldarazo que la Unicaja Banco y Fundación Unicaja están dado a la Málaga cultural, social, solidaria, científica... etcétera. A 'todas las Málagas', como suele decir el citado Revello de Toro, que se emociona al recordar que el Cristo de Mena que él pintó, el de la Buena Muerte, está, en cierta manera también, presente en la muestra del Obispado. «Dios quiera que aparezca», comenta desde Barcelona el maestro. Aparecerá... Seguro.

Porque no sólo esa suma 'Unicaja' permite exposiciones como la de Pedro de Mena. Tan sólo 24 horas antes, en la sede de la Fundación Unicaja, se firmó también un convenio que permitirá una gran ofensiva investigadora que desde el Ibima, bajo la tutela de esa eminencia que es Emilio Alba, se va a hacer contra el cáncer. Más de medio millón de euros en la mayor colaboración privada para la investigación oncológica de la historia de Málaga se dice pronto, y no es poco. Para nada.Pero lo mismo una cosa que la otra, Mena e Ibima, o un libro que se presentará el día 20 en la Sociedad Económica, de FranciscoReyero, titulado 'YBernardo de Gálvez entró en Washington', o el voluminoso 'Cien años de los Agustinos en Málaga', o tantos y tantas otras cosas... La Málaga pujante que hoy vivimos y disfrutamos ha encontrado en la Fundación Unicaja ese espaldarazo privado y social que se necesitaba, y justo es reconocerlo, y hacerlo en la figura de BraulioMedel, presidente de la institución; de Manuel Azuaga, presidente del Banco, y de Sergio Corral, director de la Fundación. Por cierto, como la vida es larga pero no eterna, pese a las divinidades, algún día Málaga debería reconocerle de verdad y muy en serio a Braulio Medel el que en su día soportara no pocas presiones de quienes quisieron llevarse a Sevilla la sede central de la entonces caja de ahorros en aquellos convulsos años económicos andaluces. Braulio, heredero en cierta forma de no pocas virtudes de Juan de la Rosa, lo tuvo claro: «OMálaga o que lo haga otro; eso no es negociable». Ahora, con el tiempo, Unicaja Bancoes la gran potencia bancaria en Andalucía, y Málaga no sólo es sede y eje central de su actividad, sino también de una Fundación que suma y no poco en una Málaga que necesitaba algo así, vital para el 'engranaje' de sociedad y economía de una provincia. Porque como bien decía aquel viejo economista profesor en la Facultad de Ciencias de la Información madrileña, «a los números hay que ponerles, siempre, cara». Y Unicaja, Fundación y Banco, tanto monta, lo hacen. No se olviden: los homenajes, por favor, en vida. Y qué suerte la de Félix Revello, por ser uno de los pocos malagueños vivos que ha visto los dos únicos Crucificados que tallara Pedro de Mena... Y que la providencia le siga dando mucha salud.

Feliz, aunque algo agobiado por el gentío (el ministro se enfadó y no poco por un porrazo de un fotógrafo a un cuadro de la época) estaba el obispo de Málaga, monseñor Jesús Catalá, que venía con el ánimo por las nubes tras la reunión con la Junta: «Pronto estará la Catedral de Málaga como debe estar», dijo la consejera de Cultura en su discurso, y Gonzalo Otalecu, director del Palacio Episcopal. Ha sido una apuesta fuerte y difícil, pero la organización contaba con un as en la manga: Romero Torres, el comisario de la muestra, otro de esos talentos malagueños que hay que poner en valor y reivindicar. En la visita, todos los presentes a la vez era imposible y ese fue el único pero, porque hubo lo que se dice en malagueño de 'a pie', 'mogollón de gente'. Por lo demás, ver esas esculturas, ese Crucificado del Perdón o esa Magdalena (la mujer con la más hermosa cabellera esculpida en la historia de la escultura europea) es un lujo. En Granada se abre en días otra exposición, y una más pequeña en Bruselas.Málaga tiene que aprovechar el 'tirón' de Pedro de Mena y de esta genial antológica, la mayor que se haya hecho jamás del 'granatensis-malacae'. Toda Málaga fue a dar su particular homenaje a Pedro de Mena, triunfador en la vida, en la muerte y en la historia. Anda que no es difícil eso, y más aquí. Curioso: en medio del gentío se paseaba feliz el espíritu guerrillero de Agustín Clavijo. ¡Qué pronto se nos fue!

Lástima que José Luis Narbona, médico ginecólogo muy conocido en Málaga, no pudiera estar en la muestra del Palacio. Habría disfrutado un montón. Un maldito infarto se lo llevó a los infinitos horizontes unas horas antes. Mecenas del Císter (y prior de su orden), donde tomaron los hábitos las hijas de Pedro de Mena, principal artífice del Crucificado que Álvarez Duarte realizó para el histórico convento, amante de Málaga, de sus cosas y de sus historias. Devoto de las Fusionadas, hincha del Málaga CF, coleccionista empedernido, y buena gente, muy buena gente. A los 78 años se nos ha ido y somos muchos los que lo vamos a echar de menos. Hoy estará en esos confines infinitos con Pedro de Mena y sus hijas, Andrea y Claudia, y junto a tanta gente a la que ayudó en vida. Descanse en paz.

El mundo no es perfecto. Pero hay que intentar que lo sea. Los días 21 y 22 de este mes se celebrarán las II Jornadas Solidarias contra la Obesidad organizadas por Hospital CHIP en colaboración con los doctores Enrique Glückmann, José Rivas Marín y José Rivas Becerra. Se trata de unas jornadas dirigidas a pacientes, profesionales del sector y, en general, a todas las personas interesadas en esta enfermedad. Las sesiones de conferencias tendrán lugar en los salones corporativos del hospital de 16 a 18,30 horas, abordándose el tema de la obesidad desde diferentes perspectivas: cirugía, endocrinología, psicología, nutrición… así como la del propio paciente. La calificación de 'solidarias' se debe a que, durante la mañana del día 21, se llevará a cabo la intervención de cirugía bariátrica de manera totalmente altruista a un paciente que no podía afrontar su coste. Lo mejor de todo, sin duda.

Orgullosos por tanto malagueño que destaca como hemos visto, que sean felices y servidor lo disfrute.