Se equivocó Arrabal

ROSA BELMONTE

Una mujer que utiliza expresiones como «lo flipo mucho» pretende que se acabe con el uso de «coñazo» por ser una palabra peyorativa. La actriz Sara Sálamo, que también es la novia de Isco (esto es sexista, claro) está indignada con que «es la polla» sirva para algo bueno y «es un coñazo» para algo horrible. Que no sé si de pronto habrá pensado que iba a plantear una cosa superoriginal. A sus seguidoras les ha hecho pensar. Vaya. También está lo de soltar ¿qué coño haces?, donde coño se puede sustituir por mierda. ¿Ves? ¿Ves? Todo en contra. En su cruzada, Sálamo ha creado el hashtag #NoAlCoñazo. Eso se vuelve en contra porque los que vamos a seguir utilizando la expresión pensamos que menudo coñazo dan. Me parece mal decir consolador por vibrador (¿consolador de qué, de no tener un hombre?). No la uso y ya está, pero no doy la murga pretendiendo ser Simone de Beauvoir. Se equivocó Arrabal. Era el millennialismo lo que iba a llegar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos