Ecos

JOSÉ ANDRÉS TORRES MORA

¡Qué narices tenéis! No tendrá problemas la sociedad española, para que os hayáis ido a fijar en la ley contra la violencia de género, no habrá asuntos que requieran la atención de representados y representantes, para que hayáis gastado vuestra primera carta en tratar de quitarle protección a las mujeres. Unos tíos tan machotes y mira por dónde salís. Ahora va a resultar que sois como la princesa del garbanzo de la política española, anda la leche lo que os quita el sueño, resulta que os sentís discriminados frente a las mujeres, os sentís en desventaja, no sea que a vuestra santa se le escape una bofetada, y el juez no os crea. Normal, con lo que os gusta jugar con las pistolas, quién va a creeros. Puestos a pedir igualdad con las mujeres, podíais haber puesto como condición del pacto con el PP y CS en Andalucía que a igual trabajo igual salario. Ese sí que es un problema que sufre mucha gente, concretamente la mitad de la población, la femenina. Lo de la ideología de género solo es un problema para vuestro cabeza de lista en Andalucía, que todavía está escocido porque sus compañeros jueces lo condenaran por prevaricar, precisamente contra los derechos de una mujer. Mira que hay razones para implicarse en política, pero derogar la ley que protege a las mujeres de la violencia machista linda con lo miserable, por la parte de dentro de la miseria, claro. Fijaos cómo será la cosa que hasta vuestros socios de gobierno in pectore no saben dónde meterse de la vergüenza ajena que les producís y que ya deben sentir como propia. En lugar de ser los primeros en la causa de las mujeres, habéis querido tener el triste honor de ser los primeros en la causa contra las mujeres, y lo habéis conseguido, además de un ridículo bochornoso.

Os estáis luciendo al elegir a vuestros enemigos, desde luego es evidente que a la hora de enfrentaros preferís los molinos a los gigantes, todo bien calculado y sin locura quijotesca que os exima. ¿De qué iban a vivir los que emplean inmigrantes en los mares de plástico de los invernaderos almerienses sin los brazos de esos trabajadores? ¿Vais a ir vosotros patrióticamente a hacer su trabajo para mantener la pureza racial? Cuánto cinismo, pero qué coherencia, sacáis todo el provecho posible a la inmigración, provecho económico explotando a los inmigrantes, y provecho político explotando el miedo y la desconfianza hacia los inmigrantes. Para la economía, os sirven como molinos. Para la política, como gigantes. Cuanto más miedo les metáis en el cuerpo, más barato resulta explotarlos. Qué valientes, ¿no? ¡Qué cristianos! Ahora lo llaman 'fake news', pero mentir para convertir al pobre en delincuente y a las mujeres en brujas no es ninguna novedad, sino una práctica muy española en otro tiempo, que no se corresponde con la España próspera y libre que nos han legado nuestros padres, ni con la España que queremos para nuestros hijos. No sé si tardaremos mucho o poco en verlo, pero la democracia os volverá a poner en vuestro sitio, del que nunca debisteis salir, ridículos ecos de siniestras voces del pasado.

 

Fotos

Vídeos