Diversidad de cuerpos

ROSA BELMONTE

En Podemos hay al menos tres mujeres guapas: las hermanas Serra y Teresa Rodríguez. Luego hay otras vistosas: Rita Maestre e Irene Montero. Al menos entre las más visibles. Los hombres suelen ser espantosos. Pero pasa en cualquier partido. Y en la vida. Esto viene a cuento de un manual sobre comunicación feminista que he leído en lo de Inda. Un manual que ha elaborado Podemos para huir de la sexualización. Hay que evitar mujeres delgadas o «primorosamente arregladas». Delgadas hay, pero por «primorosamente arregladas» que no sufran. En las campañas se tienen que incluir mujeres con «diversidad de cuerpos». La dovedización de la política. Y peor es el lenguaje. Médicos y enfermeras son «personal sanitario»; pilotos y azafatas, «tripulación aérea». Y no se puede decir que alguien está obligado a algo, por el masculino, sino «tiene la obligación». Lo de las mujeres me da igual, pero si tenemos que aprender un nuevo idioma, mejor el chino.