Discutir con Kant

ROSA BELMONTE

En 2013, dos tipos llegaron a las manos y a los tiros en una discusión sobre la vida y obra de Kant mientras hacían cola para comprar cerveza. Fue en Rostov del Don. Dickens mandó al encuadernador Thomas Robert Eeles una lista de títulos inventados para que le hiciera libros falsos que poner en dos estantes de Tavistock House. Uno era 'Tonterías viejunas de Kant' (10 volúmenes). Nada de viejo. Ahora nos encontramos con que el aeropuerto de Kaliningrado (la antigua Könisberg, ciudad de Kant) no va a llevar su nombre. Mientras se votaba online el nombre, la estatua, la tumba y la placa de Kant fueron pintarrajeados. Y en octavillas se le llamaba traidor y enemigo. Discutir por Kant. Aquí estamos en si Vox es fascista. Según Errejón, no hay 400.000 andaluces fascistas. Iglesias, Valls y otros son más como lo que Baroja decía de Unamuno: «Le hubiera explicado a Kant lo que debía ser la filosofía». Algunos explican el fascismo a Mussolini.

 

Fotos

Vídeos