La despedida de Simon Manley

El embajador de Gran Bretaña en España retorna a Londres a la espera de nuevo destino.-Su apoyo a Málaga y a la Costa del Sol ha sido norma en su mandato.-Antonio Vázquez, presidente de IAG, recuerda en el acto de despedida del diplomático sus tiempos en la tuna de Económicas.-Elegidos los nuevos académicos Carlomagno.-Financiación europea para Emilio Gómez, ponente en Ciencia y Salud, para su proyecto sobre neurofotónica.

La despedida de Simon Manley
Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

Simon Manley, embajador que ha sido del Reino Unido en España desde 2013, ofreció en la noche del jueves en su residencia oficial en Madrid una recepción de despedida porque ha finalizado ya su periodo al frente de la diplomacia británica en nuestro país. Pocos embajadores británicos ha habido como Manley que hayan contribuido tanto a que se conozcan Málaga y la Costa del Sol entre sus compatriotas, y es de justicia reconocer sus méritos y el enorme apoyo que todo lo malagueño ha encontrado en su persona en cualquier faceta relacionada con su país. Conocedor de la importancia del turismo, Simon Manley siempre destacó por ayudar a los destinos preferidos de los británicos, entre los que se encuentran los de nuestra provincia, con la que está muy vinculado por diversos motivos. Málaga siempre ha sido un punto importante en la agenda del embajador británico, quien ha mantenido una gran relación personal con el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, a quien no duda en elogiar en cuantas ocasiones puede. Su presencia en nuestra provincia ha sido muy habitual, y siempre buscando puntos de encuentro y en común de las dos comunidades, la británica y la española. Además, a Manley le han tocado vivir tiempos difíciles como embajador en España, y lo ha solventado no con decoro, sino con alta nota. «España estará siempre en mi corazón, siempre estará conmigo y con los míos», dijo en un breve y emocionado discurso de despedida ante los alrededor de cien invitados que asistieron al acto: «Gracias por estar aquí, porque sois mis amigos», recalcó Manley quien hizo un breve balance de su gestión con cifras comparativas bilaterales entre 2013 y hoy en día, que en todos los campos se han incrementado de manera importante, especialmente en las transacciones económicas y en el flujo turístico. «Espero que no me olvidéis, porque yo nunca os podré olvidar», indicó el embajador, que está casado con una prestigiosa abogada española, María Isabel Fernández Utges, especializada en copropiedad intelectual, competencia y regulación en los sectores farmacéutica y químico en Reino Unido y Europa, y es socia y directora de uno de los bufetes más prestigiosos de Londres.

Para el diplomático británico, «esta etapa de mi vida ha sido muy importante no sólo para mí, sino para mi familia, y a ella, a mis colaboradores, a todos los que facilitáis las relaciones entre dos grandes países como los nuestros os doy las gracias por vuestra colaboración y vuestro apoyo», lo que dijo con un punto de emoción no disimulado.

Entre los invitados relacionados con Málaga, la diputada nacional Carolina España y el presidente de International Airlines Group (IAG, todopoderosa compañía aérea surgida tras la fusión de British Airways e Iberia), Antonio Vázquez, quien recordaba con Manley sus años universitarios en la capital malacitana, donde cursó la carrera de Económicas, con compañeros tan conocidos como Pedro Arriola por ejemplo. Lo que pocos saben es que Vázquez fue un líder importante en la tuna de la facultad malagueña, con la que ganó el certamen de tunas a nivel nacional. «Fueron unos tiempos inolvidables», subrayaba el presidente de IAG, quien coincidía con el embajador británico en el hecho de que consideraba que «Málaga y Bilbao son las dos ciudades de España que han desarrollado una mayor y mejor transformación en los últimos 20 años, y ahora mismo son clara referencia internacional».

«Aunque ya no sea embajador en España, espero que me sigan invitado a la cena de SUR en Londres con motivo de la World Travel», señaló Simon Manley, quien ahora vuelve a Londres a la espera de un nuevo destino. ¿Washington? Tiempo al tiempo.

La Institución Científica y de Investigación Carlomagno, que tiene como objetivo principal la divulgación y el conocimiento de las ciencias, ya ha designado a sus nuevos miembros de honor, que serán investidos con todos los atributos, el próximo mes de octubre en el hotel NH Málaga. Los designados este año para ingresar en tan prestigiosa academia son la actriz María Barranco, el conocido empresario y chef Santiago Domínguez, Julián Martínez Fernández, vicerrector de Investigación de la Universidad de Sevilla, Miguel Sánchez, propietario de la cadena hotelera MS Hoteles y presidente de la Comisión de Turismo de la CEA, y el catedrático de Física Aplicada de la Universidad de Sevilla y primer premio de Investigación de la Institución, Emilio Gómez González, quien fue ponente de la segunda conferencia del II Ciclo Ciencia y Salud de Fundación Unicaja y SUR, que además es ahora mismo protagonista de una gran noticia para el campo de la investigación andaluza, ya que un proyecto suyo ha sido uno de los 170 elegidos (y el único de Andalucía) en Ginebra entre otros 1.211 presentados a la convocatoria patrocinada por Attract, consorcio de nueve grandes centros de investigación europeos, cuyo objetivo es desarrollar tecnología innovadoras para la ciencia y la sociedad. El proyecto andaluz que recibirá una importante financiación de este consorcio europeo para su desarrollo fue, precisamente, la base del tema que desarrolló en su charla en la sede de Fundación Unicaja en la plaza de la Marina: la neurofotónica aplicada en la neurocirugía. Este proyecto de Gómez González permitirá desarrollar una tecnología innovadora para la neurocirugía, ya que permitirá el diagnóstico y el tratamiento temprano de las obstrucciones de las derivaciones implantadas en el cerebro de los pacientes de hidrocefalia, lo que actualmente es un gran desafío científico y médico ya que no existen hasta la fecha tecnologías o protocolos para evitarlos. Sin duda, un motivo de orgullo para el catedrático Gómez González, para Carlomagno y para la organización del ciclo Ciencia y Salud, sin duda.

Carlos Gross, presidente de la Institución Científica y de Investigación Carlomagno, estaba más que feliz con la noticia que le facilitó su amigo Emilio Gómez, «que es una verdadera eminencia, y fue la nuestra la primera institución que valoró y premió su gran capacidad y su liderazgo científico, que le van a llevar a cotas impensables, al tiempo». De la misma forma, Gross estaba más que satisfecho por los nuevos académicos que entrarán en la Academia este año, «que cada vez está más potenciada y desarrolla un gran contenido, como el convenio que acabamos de firmar con la Universidad de Málaga para premiar proyectos de ingeniería y arquitectura dirigido a los alumnos de ambas ramas».

Antonio Gómez Yebra es, sin duda, el más prolífico escritor malagueño de libros para niños. Como el que no quiere la cosa acaban de salir a la venta sus libros números 90 y 91 para niños: 'Adivinando', que como su título bien indica está dedicado a las adivinanzas, y 'Poemas gamberros y otros no tanto', libro de poemas para los más pequeños. Hay que significar que uno de sus libros infantiles, 'El maleficio de la princesa' ha sido elegido por la Organización Española para el Libro Infantil y Juvenil (Oepli) para formar parte de su prestigiosa Lista de Honor de 2018, lo que resalta su éxito y es un justo premio a su dedicación. 'El maleficio...' es continuación de otro anterior de Gómez Yebra, 'Con las botas puestas', publicados por Editorial Anaya en su colección 'El Duende Verde'.

Nos vamos en busca de Picasso. Ya tendremos ocasión de hablar del tema. Mientras, disfruten de la vida, del verano y de Málaga. Y sobre todo, sean felices.