Crispación

ROSA BELMONTE

Hasta los miembros del Gobierno a los que parece que no les falta un hervor tienen sus cosas. Ni Fernando Grande-Marlaska ni Margarita Robles aprueban lo del domingo en Alsasua. Lo de los buenos. No hacía falta el portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil («Fueron a agitar el odio a Alsasua los que nunca tuvieron que mirar por la mañana bajo su coche, los que nunca despidieron a un compañero en un funeral»). Marlaska cuestiona que lo de la 'España ciudadana' fuera la forma más efectiva de defender a la Guardia Civil. Asimismo, se reivindicaba la españolidad de Navarra en el acto (el agravio, según una primera nota de EFE) organizado por Ciudadanos al que se sumaron PP y Vox. Robles cree que quizá se puedan plantear acciones que no lleven aparejada la posibilidad de crispación. Quizá se puedan plantear otras acciones, pero dejad lo de la crispación, que es lo mismo que decir que a las mujeres las violan porque van vestidas como putas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos