Cintura de princesa

ROSA BELMONTE

Entre las cosas de adolescente japonesa, que es un grado superior en adolescencia, es decir, en falta de hervor, está la 'dieta Cenicienta'. O eso nos cuentan. Pero si fuera mentira no provocaría algaradas. Se trata de tener la cintura de una princesa Disney (¿cuándo empezamos a decir princesa Disney?). La cintura de un personaje de dibujos, alguien más ficticio que una modelo. Soy más del vaquero-faja aprovechando que han vuelto los talles altos. Para esa cintura principesca hay que dejar de comer. Y ni así. Daría igual la figura de la madrastra o las hermanastras de Cenicienta (en la película, los únicos gordos son el hada madrina y un ratón). Estaba pensando en esto y en la cintura de algunos políticos. En la de Alberto Garzón, que sostiene que aquí la cadena perpetua (la llama así) es del medievo pero le parece bien en Argentina para los responsables de los vuelos de la muerte. Es un grado más allá de las adolescentes japonesas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos