CALMA CHICHA

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

Se respira en el sector turístico una calma chicha. Mientras los hoteleros soportan más presiones de las habituales de los touroperadores escudándose en el impacto del 'Bréxit' y en la fortaleza de los mercados competidores como Turquía, Egipto, Grecia, Túnez y hasta Marruecos, en las agencias de viajes constatan un enfriamiento global de las ventas. Y aunque enero no sea un mes de referencia, sí que es un buen termómetro para medir el estado de ánimo de la demanda y de la oferta. Y el dictamen no es muy favorable. El sector añade al impacto que tendrá la salida del Reino Unido de la Unión Europea en el mes de marzo, un momento clave para elegir destino para las vacaciones de verano, que se aprecia también cierta paralización en el mercado nacional. Los profesionales advierten en los distintos eventos en los que se dan cita que datos como el del paro del mes de enero, en el que más 83.000 personas se quedaron sin empleo, vienen a agravar los temores de que el turismo español se resienta este verano. Aseguran que al impacto que siempre tienen los años electorales se suma que se extienda como la pólvora la sensación de que vienen malos tiempos para la economía nacional y que hay que volver a tiempos pasados en los que las vacaciones se redujeron a volver al pueblo a casa de la familia. De ahí, que consideren más que una prioridad activar ya un plan de acción, que aún está sin aprobar debido al parón de las elecciones andaluzas y del cambio de gobierno. Esta hoja de ruta debe considerar la necesidad de reforzar la promoción del destino en Reino Unido, en las principales comunidades autónomas del país, para que el turista español vuelva a ser el salvavidas del sector, y en mercados emergentes que puedan compensar la desaceleración de los británicos y los españoles, a los que se unen los alemanes, en claro retroceso.

El turismo es una industria muy sensible, que fluctúa fácilmente ante el más mínimo elemento distorsionador. Y por eso es fundamental activar todos los resortes que disipen los actuales temores y hacerlo ya. Hay demasiado en juego como para no calibrar los riesgos.

 

Fotos

Vídeos