40 años y 2-Días

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

No es que uno se las dé de pitoniso, que de eso nada, pero la experiencia, que para algunos casos es una rémora, gana ampliamente por lo que aporta. Desde esta misma Rotonda de SUR, se advertían dos cosas: una que la cocina del CIS, aparte de manipular los datos (una cosa es que las encuestas se equivoquen y otra que se meta la pata de tal forma cuando se poseen recursos que nadie tiene a su alcance para, al menos, errar lo mínimo) podía perjudicar a quien salía mejor parado, y otra que la campaña electoral había sido muy extraña, afirmación que se amparaba en la experiencia de haber vivido todas las que ha habido en este pais llamado España desde la muerte de Franco a nuestros días. «No es una campaña para captar votos, sino para no perderlos». Y el PSOE se equivocó en la campaña, que comenzó desde una visión optimista y feliz de Andalucía,para pasar de sopetón a una advertencia dura y a veces trágica de la llegada de Vox, a quien los socialistas le hicieron parte de la campaña. Ocurría, además, que Pedro Sánchez, que apenas apareció por estos lares andaluces, marcó estos comicios, porque si hay algo que está claro es que Susana Díaz ha penado con fuerza la errática política del actual presidente del Gobierno, que juega y pacta con Dios y con el diablo, y así al final no se va a ningún lado. Aquí el 'rufianismo' no se aguanta ni se perdona, y muchos votantes del sur de España estaban ya hartos de las ofensas y los improperios contra la propia España. Pedro Sánchez, sin quererlo (o queriéndolo,que cualquiera es el bueno que se mete en su cabeza), le fastidió el 2-D a Susana Díaz, pero también los muchos problemas que sufre esta tierra, llamada a ser la California de Europa y que sin embargo compite en la lucha para evitar el descenso a Segunda, utilizando un simil pelotero que todo el mundo comprenderá.

Ciudadanos ha subido lo que se esperaba, pero no le da para que Marín sea presidente de la Junta, se ponga como se ponga el líder del partido naranja. Sus electores no entenderían un nuevo acuerdo con el PSOE, y lo saben los hombres y mujeres de Rivera, que no creo caigan en semejante error. El PP, que bajó también lo que se vaticinaba, cura la herida por ser el segundo partido en votos y en parlamentarios y en el hecho de que el bloque de izquierdas no consigue la mayoría absoluta, entre otras cosas por el enorme descalabro del PSOE y el descenso de Podemos, coalición a la que la bicefalía Rodríguez-Maíllo, como se advertía igualmente desde estos lares, no podía traerle mucho beneficio. En medio, quien destrozó las encuestas: Vox, de nada a 12, de uno a cuatro a 12... Lo que nadie esperaba... a nivel de políticos, porque en la calle se intuía no poco de lo que iba a pasar. Así, pues, Andalucía marcó no sólo la polìtica patria, sino la nacional, porque nadie es ajeno a lo que ocurra en la comunidad más poblada de España. Desde el 2-D, nada va a ser igual en este país, y si no al tiempo. Eso sí, dentro del marco de nuestra Constitución, de nuestras libertades, de nuestra democracia. Hemos cumplido 40 años y 2 días de feliz Constitución. Es lo que marca nuestro camino, y quien se aleje del mismo, de la Carta Magna, lo pagará en las urnas. Ya lo hemos visto.

 

Fotos

Vídeos