Un análisis de la eficiencia en municipios turísticos

El turismo es el primer sector generador de empleo y riqueza en todos los municipios, capaz de atraer a más de nueve millones de turistas al año

ELÍAS BENDODO
ELÍAS BENDODOALUMNO DEL PROGRAMA DE DOCTORADO INTERUNIVERSITARIO EN TURISMO DE LA UMA Y CONSEJERO DE LA PRESIDENCIA, ADMINISTRACIÓN PÚBLICA E INTERIOR DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA

El sector turístico es una de las industrias más grandes y de mayor crecimiento en el mundo. Contribuye de manera importante al desarrollo socioeconómico generando empleo, ingresos de exportación e inversiones en infraestructuras. Por citar solo un dato, en los últimos años, los ingresos mundiales por turismo proporcionados por los destinos ascendieron a 1.260 millones de dólares. Este hecho justifica que desde el sector público exista un interés creciente por introducir medidas para incentivar el desarrollo turístico. Al mismo tiempo, exige una gran coordinación ya que todos los ámbitos de responsabilidad política tienen competencias en este ámbito, desde el supranacional, el nacional, el regional y el local.

En el caso de las administraciones locales, su papel es muy importante en la prestación de servicios públicos en materia de turismo. Cada vez han ido asumiendo más competencias, pero las restricciones presupuestarias y financieras a los gobiernos locales les exige maximizar la eficiencia en la utilización de los recursos de los que disponen.

En este sentido, los últimos estudios sobre eficiencia han resaltado la incidencia de factores como el comportamiento de los gestores, las circunstancias geográficas y socioeconómicas, el tamaño de la entidad, la presión fiscal per cápita, los ingresos por transferencias per cápita y el nivel de actividad económica. Hemos trasladado estas premisas a los municipios de la provincia de Málaga, con la intención de crear una herramienta que ofrezca ideas a los municipios turísticos relativamente ineficientes para que mejoren su gestión.

La provincia de Málaga conforma un escenario ideal para este análisis porque presenta algunas particularidades que pueden aportar resultados singulares. El turismo es el primer sector generador de empleo y riqueza en todos los municipios, capaz de atraer a más de nueve millones de turistas al año.

Con carácter previo, hemos analizado las conclusiones alcanzadas en distintos estudios sobre eficiencia municipal desarrollados, entre otros lugares, en Castilla-La Mancha, Navarra o Valencia. De manera general, hemos observado que cuanto mayor sea la carga fiscal, mayor será la eficiencia en la prestación de servicios. Otros trabajos confirmaron que cuando los recursos municipales provienen más de los tributos propios que de transferencias, la eficiencia es mayor, debido a que los contribuyentes son más sensibles al gasto que se realiza y por tanto aumenta la eficiencia en la gestión de este. Además, se ha comprobado que los ingresos disponibles de los ciudadanos y las subvenciones intergubernamentales inï¬&sbquouyen negativamente en la eficiencia. Por último, otros investigadores demostraron que los municipios con alta capacidad para obtener recursos por recaudación o por transferencias se encuentran menos motivados para ser gestionados de forma eficiente. El impacto del tamaño del municipio y la distancia a la capital también han sido identificados como causas externas de ineficiencia municipal en numerosas investigaciones. Igualmente, hay estudios que verificaron que hay una relación positiva entre grado de descentralización y eficiencia municipal.

También hemos analizado las conclusiones obtenidas en estudios internacionales que apuntan que la ineficiencia de las regiones turísticas está condicionada por la regulación de la actividad, las características físico-geográficas y la cultura.

Con toda esta información, hemos desarrollado un índice de eficiencia municipal que hemos calculado con un conjunto de factores exógenos que incluyen información financiera, económica, geográfica y social. Este indicador lo hemos aplicado a los 103 municipios de la provincia de Málaga durante el período 2010-2015. El objeto de este análisis es determinar si estos factores exógenos, que son importantes para la eficiencia municipal en general, también lo son para los municipios con una marcada orientación turística. El modelo de análisis estimado explica la eficiencia de los municipios turísticos en función de los niveles de mancomunación, de la presión fiscal, de los factores geográficos, de los factores sociales y del desarrollo económico.

Hemos constatado que la agrupación en mancomunidades ha resultado asociada a una mayor eficiencia municipal. También el efecto positivo que tiene para los municipios la consideración de zonas con gran afluencia turística y los declarados como Municipios Turísticos de Andalucía. Por tanto, un tratamiento excepcional en cuanto a los horarios y días de apertura de la oferta comercial a los consumidores y turistas, y acciones prioritarias en cuanto a la ordenación y a planes económicos ha quedado asociado a una mayor eficiencia municipal.

Con respecto a la presión fiscal, hemos comprobado que, en determinados municipios, una mayor presencia de recursos tributarios frente a transferencias corrientes y/o ingresos patrimoniales está asociada a mayores niveles de eficiencia. Concretamente, esta relación ha resultado significativa sólo en los municipios no acogidos al Sistema de Calidad Turística (SICTED). Parece, pues, que un nivel de calidad homogéneo en los servicios ofrecidos al turista tiene un efecto moderador en las repercusiones de la presión fiscal sobre la eficiencia municipal.

En suma, las administraciones deben ser conscientes de que determinados factores exógenos tienen un impacto positivo en la eficiencia de los municipios turísticos y que, por tanto, deben fomentar medidas en materia fiscal, de comercio y de calidad adaptadas a las expectativas del consumidor. Futuras líneas de investigación podrían extender estas conclusiones a otros entornos turísticos nacionales e internacionales.