6.000 años observando las estrellas

El astrónomo malagueño Castro-Tirado participa en el proyecto UFFO.-Leonardo convierte al Guadalhorce en el Jordán.-El regalo taurino a Errejón.-Una ONGpara seguir gozando de la vista

PEDRO LUIS GÓMEZ

6.000 años observando las estrellas: de Menga y Al Andalus a los confines del Universo. Este subyugante título, el ilustre astrónomo malagueño Alberto J. Castro-Tirado, pronunciará su conferencia de ingreso como miembro de la Academia Malagueña de Ciencias el próximo día 13 de mayo, viernes, en un acto que tendrá lugar en el Salón de los Espejos del Ayuntamiento de Málaga a las 19,30 horas. Las estrellas, ese maravilloso y mágico mundo espacial, esa metáfora tan utilizada por todos, ha sido uno de los puntos de estudio de Castro-Tirado, otro de esos paisanos de los que hay que sentirse orgulloso y presumir, sin duda alguna. Precisamente, uno de los últimos proyectos en los que ha estado trabajando como responsable del Instituto de Astrofísica de Andalucía ya surca los espacios, ya que a las 4:01 hora española del pasado jueves, con la presencia del presidente ruso Vladimir Putin, tuvo lugar el lanzamiento del telescopio espacial UFFO (acrónimo de Observatorio ultrarrápido de flashes en inglés), que estudiará los primeros instantes de los estallidos de rayos gamma, producto de la muerte de estrellas muy masivas o de la fusión de dos estrellas, fenómenos muy breves que constituyen las explosiones más extremas del universo. UFFO ha sido desarrollado por una colaboración internacional liderada por Corea, de la que también forman parte Rusia, España, Taiwán y Dinamarca. La colaboración española ha sido gestionada desde el referido Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) y la Universidad de Valencia.

El telescopio espacial forma parte de la carga de pago de la nave Lomonosov, cuyo lanzamiento ha sido el primero realizado desde el nuevo cosmódromo de Vostochny (en Amur), próximo a la península de Kamchatka. UFFO/Lomonosov es un telescopio de seguimiento rápido que abrirá un nuevo horizonte en el estudio y entendimiento del universo extremo y del universo temprano.

«La coordinación con Soomin Jeong (gestora del proyecto) aquí en Granada (sede del Instituto de Astrofísica de Andalucía), quien ha estado con nosotros los tres últimos años, ha sido fundamental y ahora llega el momento de recoger los frutos: capturar esa primera luz de los estallidos de rayos gamma (GRBs) es un anhelo para todos los investigadores del campo y se hará realidad en breve», afirma un eufórico Alberto J. Castro-Tirado, muy implicado en la coordinación científica del proyecto, que por cierto lo ha tenido varias noches en vela ya que al menos una vez se tuvo que aplazar su lanzamiento por culpa de la mala climatología.

40 años en calle larios

No lleva seis milenios, pero sí que acaba de cumplir 40 años en su calle Larios, su centro de trabajo, donde Salvador Vargas, limpiabotas, es toda una institución. Dedicado toda su vida a sacar lustre al calzado de los demás, comenzó con apenas 17 años («había que llevar un sueldo a casa») en la Cafetería Granada (Alarcón Luján) y tras volver de la mili ya se instaló en Larios, y más concretamente en La Cosmopolita, su despacho hasta que cerró. Salvador Vargas proclama a los cuatro vientos la dignidad de su profesión, «la que me ha permitido darle carrera universitaria a mis cinco hijos», como reitera una y otra vez. Dicen que es una profesión baja, sin categoría... Bueno, allá quien lo piense. Yo tengo 64 años y hasta que me jubile lo seguiré haciendo, entre otras cosas porque me gusta y porque es tan digno como cualquier otro trabajo».

Una vez el Lomonosov por esos cielos de Dios, ahora Castro-Tirado comienza ya a centrarse en el acto de ingreso en la Academia Malagueña de Ciencias, que le ilusiona y mucho. Pero para no aburrirse de camino, como presidente de la Asociación de Antiguos Alumnos Agustinos, destaca como uno de los más activos miembros del grupo de malagueños que lucha por salvar y recuperar San Agustín a la vez que organiza con dos comisiones los actos conmemorativos con los que se quiere celebrar en Málaga el I Centenario del Colegio de San Agustín y los 50 años de la inauguración del Colegio de Los Olivos. Como el que no quiere la cosa.

Porque observar las estrellas es una de esas gozadas que en Málaga tenemos la suerte de poder disfrutar muchas noches a lo largo del año, las estrellas que se ven desde un río Guadalhorce que por obra y gracia del pintor Leonardo se ha convertido en el río Jordán para escenificar un bautismo de Jesús por su primo Juan en una gigantesca pintura que ha donado a la iglesia de La Encarnación de Álora, cuya presentación fue el viernes en la Agrupación de Cofradías con presencia del alcalde de la ciudad aloreña y el presidente agrupacional, así como numerosos invitados. La presentación de la obra, que se colgará en la pared de la pila bautismal de la referida iglesia, corrió a cargo del colaborador de SUR José Morales, amigo del artista y en cierta manera padre de la idea al decirle un día a Leonardo en una visita a la referida parroquia «mira, amigo, qué bonita quedaría esta pared tan grande con una obra tuya». Dicho y hecho. Dos metros de óleo para representar al Bautizo de Jesús en el Guadalhorce. Imaginen a Leonardo con un grupo de amigos en el cauce del río, a los pies de Álora (representada en el cuadro) todos vestidos a la usanza hebrea para hacer las fotos que le sirvieron de modelo. Los figurantes, todos, vecinos conocidos de la villa aloreña, y un cielo azul sobre el que sale el Espíritu Santo. La obra tiene una influencia renacentista, y más concretamente en la célebre pintura Bautismo de Cristo, de Piero della Francesca, que cuelga en la National Gallery de Londres. La obra de Leonardo impactó a todos los asistentes al acto de presentación. Sin duda, una gran aportación cultural y un atractivo más para la ciudad de Álora en la que el artista ha estado tres años trabajando.

Y mirando a las estrellas se tuvo que quedar el número 2 de Podemos, Íñigo Errejón, cuando regresaba en el AVE a Málaga el pasado miércoles por la tarde y ser abordado, con toda la educación del mundo por supuesto, por una gran taurina como es Verónica Jiménez Fortes, hija y hermana de toreros, quien le pidió que antes de descalificar como hacen a la fiesta de los toros deberían, «al menos, conocer la realidad económica y sociocultural de los toros en España» y tratar al sector «con el respeto debido». Y tras lo dicho, le hizo un regalo: el libro titulado Tauronomics, obra del profesor de Economía Juan Medina, que Verónica llevaba casualmente en su equipaje, lo que Errejón aceptó, lo que no se sabe bien es si lo hizo encantado y si se lo leerá o no Pero ahí queda la anécdota de estos Horizontes cargados de estrellas, las mismas que Bernardo de Gálvez tuvo que ver en sus largas noches en alta mar, algo de lo que hablaremos la semana que viene.

Que todo el mundo vea bien las estrellas es lo que persigue la ONG Mácula-retina, de la que Luisa Ceres es una miembro muy activa, que quiere concienciar a la ciudadanía que con revisiones periódicas del fondo de ojo y la medida de la tensión ocular se pueden prevenir muchos casos de ceguera, algo que la gente desconoce, y además de ceguera cognitiva acaba padeciendo ceguera física. Para ello, esta ONG ha decidido hacer una campaña de concienciación en Málaga pasado mañana martes, con diversos actos, que culminarán el miércoles, día 4, con una prueba médica gratuita para quienes lo deseen en la plaza de la Marina de 10,30 a 17 horas. Una magnífica oportunidad para asegurarnos de que seguiremos viendo las estrellas.

Que disfruten de la semana, sean felices y no olviden que hoy comienza el mes de las flores, que en el Santuario está la Victoria y que hoy es el día de las madres. A buen seguro que la nave Lomonosov se encontrará por esos confines con una maravillosa estrella que era lo mejor del mundo...

 

Fotos

Vídeos