Mucho que mejorar

MARTIN NAVARRETEmálaga

No anda bien el vasco Bikandi Garrido. Muestra un alto grado de inexperiencia, discerniendo con criterios muy desiguales los lances del juego, y dando la impresión de que la teatralidad de los jugadores es un hecho que le influye. Debe mejorar mucho en esta parcela. La juventud que atesora le permitirá avanzar en una mejor visión de las jugadas. Su obsesión con no perder la pose le perjudica de manera notable. El descanso le vino bien, porque el desarrollo del segundo periodo no tuvo nada que ver con el anterior.

Lo positivo

Muy pocas cosas se pueden destacar del trabajo del bilbaíno, quizás el cambio mostrado en el segundo periodo con respecto a cómo acabó el primero, algo desquiciado, lo que permitió la acumulación de errores provocando las protestas sonoras del respetable. Interpreta bien la ocasión manifiesta de gol de Amrabat en el pase que recibe de Charles al determinar expulsión de Rubén y señalar el consiguiente penalti.

Lo negativo

Sin duda, la extraña interpretación que tiene del control del juego. Muy desequilibrante para los futbolistas al aplicar criterios muy desiguales. Disciplinariamente no está tampoco al nivel adecuado, perdonándole la segunda tarjeta al celtiña Cabral de forma clara. Se le vio inseguro en sus indicaciones tardando en exceso en tomar las decisiones. Dio la impresión de no superar su grave error de la pasada jornada en el Nou Camp.