La estrategia diferida de Obama

El protagonismo del presidente de EE UU ha sido determinante y decisivo en los casos de Cuba, Irán y Grecia debido a su incidencia estratégica en la política mundial de defensa y de reequilibrios de poder

En los 'casos' de Cuba, Irán y Grecia, y España como añadidura, el protagonismo del presidente Obama ha sido determinante y decisivo. Los tres tienen una incidencia estratégica en las tres regiones a las que pertenecen: América Latina y Caribe, Oriente Medio y Europa. Pero, más allá de las repercusiones regionales, el impacto diferido podrá verificarse y analizarse a nivel de la política mundial de defensa y de reequilibrios de poder en los meses por venir.

¿Por qué el interés manifiesto del Presidente de los Estados Unidos para que la Unión Europea y el FMI «ayuden» a Grecia y así evitar que este país saliera de la UE y de la eurozona? Sólo con mirar el mapa del Mediterráneo se llegaría fácilmente a encontrar la respuesta adecuada. Grecia es un 'valor' geoestratégico de considerable importancia. Los contables de Bruselas han finalizado por ceder a las 'presiones' de Obama; el Fondo Monetario Internacional lo hizo días antes, cambiando su Directora General radicalmente de posición pues, en realidad, son los Estados Unidos el principal contribuyente al FMI. Grecia es miembro de la OTAN. Se encuentra a pocas millas del Próximo y Oriente Medio, y de Egipto, agitados por el autodenominado Estado Islámico (DAESH) y por franquicias de Al Qaeda. Además, para el Presidente Obama la permanenncia de Grecia en la OTAN es esencial para mantener un equilibro pacífico con el vecino Turquía, también miembro de la OTAN. Grecia es pues una pieza fundamental en el dispositivo estratégico-militar, como lo es Turquía, en la lucha global contra el terrorismo yihadista. De ahí, su importante presupuesto militar. A ese diseño se ha incorporado con fuerza la base de Morón (España) con el programa antiterrorista para África ('Africom') controlado por el Mando militar de los Estados Unidos . La salida de Grecia de la UE y del euro habría conllevado, muy probablemente, su salida de la OTAN, dejando abierta la hipótesis, por razones militares, económicas y financieras, a la instalación de una base de Rusia, ampliando su zona marítima de influencia con la base en Crimea y la base naval en la costa de Siria, o de una presencia de China en el puerto del Pireo (que ya es real), también con objetivos de influencia mediterránea.

El 'caso' de Irán, con el reciente 'Acuerdo de Viena', se coloca también dentro de los objetivos estratégico-militares de los Estados Unidos en el Oriente Medio. Este acuerdo protege más a Israel que la desprotege. Y puede facilitar el reconocinmiento del Estado Palestino (no hay que olvidar que Hamás es muy próximo de Irán). De igual manera, a Líbano, con su Hizbolá a las órdenes de Irán. Además, el avance territorial y de seguidores del autoproclamado Estado Islámico (DAESH) mucho inquieta a Occidente. Los bombardeos, sobre todo de EE UU , Francia y Gran Bretaña, con algunas salidas «obligadas» de aviones de un par de países del Golfo, no logran detener a DAESH, que ya ocupa entre Iraq y Siria un territorio equivalente a Túnez o Andalucía con una población de casi diez millones de adeptos voluntarios o forzados. Con capacidad, por demás, de usar misiles y destruir a un guardacosta egipcio cerca del Sinaí. DAESH, de confesión sunita, (de ahí las inquietantes 'dudas' de los financieros sunitas de otros países que contribuyen a su perpetuación, aparte sus fuentes propias de financiación como el petróleo vendido en el mercado negro), se declara, enemigo del Occidente 'cruzado' y del Irán chiíta. Bien conocemos la enemistad declarada entre Arabia Saudita, Catar y Kuwait (sunitas) con el chiíta Irán. Arabia Saudita es un aliado privilegiado de los USA que se opuso firmemente al 'Acuerdo de Viena' sin obtener reciprocidad por parte de Obama. ¿Pretende Obama una 'alianza' entre Arabia Saudita e Irán, con participación de Turquía, en la guerra contra DAESH? Creo que este es el objetivo, en donde la base de la OTAN en Grecia sería un activo de extraordinaria importancia. De momento, ya hay colas (como se suele decir en lenguaje coloquial) de inversores en Irán. El Reino Unido ya reabierto de su embajada en Teherán.

El 'caso' de Cuba, tras cincuenta años de ruptura de relaciones diplomáticas con los Estados Unidos, lo que, en realidad, no consiguió un cambio de régimen sino que lo reforzó, llega a la isla con un importante cambio generacional y unas difíciles condiciones económicas. El comunismo de Estado de aquellas URSS y satélites ha desaparecido. China mira más a EE UU. Y solamente le quedaría a Cuba un hipotético aliado internacional: Corea del Norte cuya economía no le permite inyectar a miles de kilómetros a un país altamente endeudado que sobrevivió por el petróleo venezolano. El restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba -con la relevante y secreta «mediación» del Papa Francisco- es portador de una importante repercusión a nivel de la región latinoamericana y caribeña, cuyo impacto más destacable se encuentra en la actual Venezuela, sumida en una crisis económica por deficiente gestión y por la caída del precio de los hidrocarburos. Cuba, con este restablecimiento diplomático, entra en una nueva fase de «proyecto democrático» con el apoyo de una población que no desea perder lo ya adquirido en el área social y de salud pública. También (en lenguaje coloquial) ya hay colas muy largas de inversores extranjeros para redinamizar la economía cubana (sin duda, el turismo será prioritario) al tiempo que se avance en una profundización de alternativa democrática y social. No me cabe la menor duda, lo que constaté en viajes oficiales a la isla, que en Cuba existe la inteligencia más que suficiente para transformar económicamente al país y sostener altos índices de educación, cultura y una justicia distributiva de mayor calado.

Cierto es que Internet nos conexiona a todos; incluso ha llegado a ser un arma temible del yihadismo terrorista. Pero no es menos cierto, a mi modesto entender, que el Presidente Obama ha llevado a cabo, directa o indirectamente, tres acciones interconectadas de vital importancia de estrategia política a nivel regional y, por ende, mundial: el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba; la firma del «Acuerdo de Viena» con Irán; y la presión sobre el FMI y la primera ministro alemana Angela Merkel para que Grecia no salga de la UE ni del euro ni de la OTAN.