Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
SURtv.esSURtv.es | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Gastronomía

málaga

La cooperativa axárquica es la única de la provincia que prepara las pasas y el vino Málaga con métodos tradicionales. Sus productos llegan hasta Japón
08.02.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Ucopaxa mima al sol la uva moscatel
La recogida y el secado de las uvas moscatel se hace aún con los métodos más tradicionales en los municipios axárquicos. / SALVADOR SALAS
Las empinadas lomas de la Axarquía se mantienen todavía como el último reducto de un cultivo que hace 150 años se extendía prácticamente por toda la provincia: la vid. En municipios como Almáchar, El Borge o Moclinejo, es rara la familia que no posee una pequeña parcela de tierra con cepas de uva moscatel, que siguen labrando con los métodos más tradicionales. Y es que el reducido tamaño de estas explotaciones, unido a las dificultades orográficas –con pendientes que alcanzan hasta el 50%– impiden una mayor tecnificación de las labores agrícolas.
En cada una de las localidades del interior de la Axarquía existen cooperativas de primer grado en las que los agricultores comercializan sus productos. En 1980, la unión de ocho de estas entidades dio origen a Ucopaxa, la mayor cooperativa andaluza de pasas y vino moscatel. De sus instalaciones situadas en el polígono El Olivarillo, en Vélez-Málaga, salen cada año alrededor de 400.000 kilos de pasas y unos 180.000 litros de vino cuyo destino mayoritario es el mercado nacional, aunque también vuelan a países como Japón, Alemania, Suiza o Portugal.
Sabor único
«El sabor de la uva moscatel de la Axarquía es único por su dulzura», comenta Salvador Muñoz, gerente de Ucopaxa. A diferencia de la otra zona productora de la provincia, Manilva –en la que las uvas se destinan en su mayoría para el consumo en fresco, por su mayor tamaño y contenido en agua–, en la conocida como Ruta de la Pasa las tierras son de secano y el clima es mucho menos lluvioso, por lo que las uvas son idóneas para la pasificación.
Ucopaxa está integrada por las cooperativas Santo Cristo de la Banda (Almáchar), San Isidro (El Borge), La Unión (Benamargosa), Nuestra Señora de las Nieves (Torrox), Tajona (Comares), San Isidro (Sayalonga), San Antonio (Canillas de Aceituno) y Bentomiz (Arenas). Sus productos se comercializan con la Denominación de Origen Pasas de Málaga. Su marca comercial es El Pasero, «las mejores pasas del mundo entero», completa Salvador Muñoz, quien insiste en diferenciar su producto de otros que se pueden encontrar en el mercado, como las pasas de corinto o las sultanas. «En los últimos años está habiendo una gran competencia de terceros países como Estados Unidos, Chile o Argentina, que tienen unos costes de producción mucho más bajos», admite el gerente de Ucopaxa, quien no esconde las dificultades por las que atraviesa el sector de la vid en la comarca.
«Ahora con la crisis la gente parece que están volviendo al campo, porque en la construcción no hay trabajo. De todas formas, se trata de explotaciones muy pequeñas, que apenas dan para mantener a una familia», comenta Muñoz. A pesar de estas dificultades, el gerente de Ucopaxa es optimista respecto al futuro, pero entiende que la pasa y el vino moscatel son un gran valor turístico por lo que las administraciones deberían apoyarlos mucho más.
No hay relevo
«Son necesarias más ayudas, para animar a los jóvenes a seguir cultivando las tierras de sus padres y abuelos. Es una tradición muy arraigada, que es una pena que se pierda», opina Muñoz, quien destaca los beneficios de este tipo de cultivos: «Las lomas llenas de cepas de vid dan un toque verde único al paisaje en estos pueblos y además contribuyen a evitar la erosión».
Las labores agrícolas en estos campos se siguen haciendo como antaño, todas a mano. Esto incluye la recogida en cajas, la colocación en los paseros, el volteo, el picado y la recogida para su envasado. «Uvas, aire y sol son los únicos ingredientes», resume Muñoz. El 90% de la producción, tanto de pasas como de vino dulce –que se vende en las modalidades dulce El Pasero y semidulce Dama de la Viña–, se destina al mercado nacional, principalmente a Galicia y Cataluña. Las pasas representan el 85% del negocio total de Ucopaxa y alrededor del 50% del vino y de uvas secas se comercializan a granel.


El granizo hace caer un 60% la cosecha

A las dificultades propias de las labores agrícolas hay que sumar a menudo las adversidades climatológicas, que en el caso de los viñedos de la Axarquía tuvieron el pasado año un ejercicio pésimo, debido a la fuerte granizada que cayó el último Jueves Santo. Los pedriscos descargaron con extrema violencia en la zona de Almáchar, El Borge, Moclinejo, Cútar, Benamargosa, Iznate y Comares, dañando la práctica totalidad de las cosechas, que este año se han visto reducidas en un 60%.
«Los sarmientos estaban empezando a salir y ése es el momento crítico», comenta el gerente de la cooperativa Ucopaxa, Salvador Muñoz, quien destaca que todavía tendrá que pasar otro año más hasta que estas tierras se acaben de recuperar del todo. Entre tanto, los agricultores siguen a la espera de poder recibir ayudas por estos daños, un dinero que la Junta se comprometió a enviar pero que de momento no han percibido los más de mil propietarios afectados. Las pérdidas se valoraron entonces en unos 3 millones de euros, según las estimaciones de los alcaldes de la zona.
Como consecuencia de esta granizada, la cosecha de pasas de este año se ha reducido de los 400.000 kilos hasta los 140.000, y en el caso del vino, de los 180.000 litros a apenas 60.000. Para este año, todavía se prevé que la cosecha sea en torno a un 20% menor respecto a los años normales.
En las instalaciones de Ucopaxa en Vélez estos días hay poco movimiento, a la espera de que llegue la temporada de la vendimia, a partir de agosto, que se prolonga hasta diciembre.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS