La vertiginosa transformación del Cerro de la Corona para llegar hasta Julen

Ya van siete días con centenares de personas y decenas de máquinas trabajando sin descanso sobre el Cerro de la Corona, en Totalán, en Málaga, que se ha visto completamente transformado. En las últimas horas, las imágenes aéreas de la zona donde actúan las excavadoras mostraban la radical modificación que ha sufrido el paisaje. El cerro ha desaparecido tal y como era conocido, porque las labores de desmonte para poder perforar un pozo han devorado esa colina. El verde ha cambiado por el marrón. Han desaparecido los almendros y los olivos. Una docena de enormes retroexcavadoras y buldóceres han estado extrayendo 35.000 metros cúbicos de tierra en apenas 36 horas. Además 300 personas han tomado la zona y se ha construido una carretera de 22 metros para subir máquinas y materiales-Redacción-