Valencia prohibirá incinerar a obesos mórbidos para no contaminar

Valencia prohibirá incinerar a obesos mórbidos para no contaminar
Rober Solsona. ABC

La nueva orden también regulará la vestimenta de los cadáveres y la ubicación de los hornos crematorios

La nueva orden sobre el funcionamiento de los hornos crematorios en la Comunidad Valenciana elaborada por la Conselleria de Sanidad de la Generalitat contempla la prohibición de las incineraciones de personas con obesidad mórbida para no contaminar.

La normativa, que se encuentra en fase de alegaciones, también obligará a los crematorios de nueva construcción a estar situados a una distancia mínima de doscientos metros de viviendas, colegios o centros de salud. Así, la Conselleria aconseja, según la experiencia acumulada, establecer nuevas consideraciones respecto a la ubicación de los mismos y su funcionamiento, con objeto de minimizar su impacto en la salud poblacional.

En los últimos años las incineraciones en ciudades como Valencia han crecido de forma exponencial, hasta el punto de superar a las inhumaciones. Una tendencia que ha propiciado la necesidad de regular el funcionamiento de los nuevos hornos crematorios. En 2016, último ejercicio con estadísticas oficiales disponibles, en la capital del Turia se registraron 4.524 incineraciones frente a 3.866 inhumaciones.

La iniciativa, avanzada este martes por el diario 'Levante-EMV', incluye la prohibición de incinerar cadáveres de personas que hayan sufrido durante su vida problemas de obesidad mórbida por cuestiones medioambientales. La explicación oficial es que el combustible necesario para estas incineraciones resulta especialmente elevado, por lo que superan los niveles de contaminación permitidos. La orden regulará también la vestimenta de los cadáveres y los objetos que porten.

La norma de la Conselleria de Sanidad también establece que antes de la cremación se extraerán los elementos termoactivos y se retirarán de los féretros los herrajes y demás elementos metálicos (especialmente, aquellos fabricados con plomo o zinc), así como adornos fabricados en resinas, plásticos o cualquier compuesto susceptible de formar compuestos organoclorados o altamente tóxicos, tras su combustión.

 

Fotos

Vídeos