Torra se hace pasar por "pedrista"

 Era 1 de octubre del 16 en Ferraz. El PSOE partido en dos. En aquella masa que cercaba la sede descubrimos que estuvo el ahora hombre de moda. Quim Torra, el flamante president de la Generalitat,  bolsas en mano tuitea: "Preparado, dice, para seguir el asedio a Ferraz ¡Por el federalismo!", añade el tuit (de los que aún no ha borrado). Imagen, pues, de cuando aún no era independentista 100%. Solo así se entiende ese "por el federalismo" o ésta otra afirmación de ese mismo día: "En Ferraz para apoyar a Pedro Sánchez y que el Senado se venga a Barcelona". Torra resulta que fue "pedrista". Ya lo venía anunciando en su timeline:  "De garrotazo en garrotazo le vas cogiendo cariño a Pedro Sánchez", anticipó días antes. "Vergüenza eterna Pedro Sánchez, vergüenza eterna", escribió el día de autos censurando su destitución. Hoy las cosas han cambiado y aquella afinidad política suena tan pintoresca como su propia presencia en aquel "fregao". El propio Torra lo confesó: estaba en Madrid de paso "queríamos visitar otros sitios pero éste es el mejor espectáculo de Madrid hoy". No encontró mejor cosa que hacer. Se acercó a Ferraz, se apuntó al bando de Pedro, cuando decayó la cosa cambió de tercio: "Relaxing cup of café con leche", informa otro tuit, eso ya en la Plaza Mayor.