Toros, vela y la reconciliación con doña Sofía, así ha sido el verano de don Juan Carlos

Toros, vela y la reconciliación con doña Sofía, así ha sido el verano de don Juan Carlos

El Rey emérito se retiró de la vida pública el pasado 2 de junio

COLPISA

Tras haber tenido en el último año tan solo un acto oficial, se presagiaba la retirada de la vida pública de don Juan Carlos. El Rey emérito dijo su adiós institucional el pasado 2 de junio, coincidiendo con el quinto aniversario desde que anunciara su abdicación de la Corona de España. El día del anuncio asistió a una corrida de toros en la plaza de la localidad madrileña de Aranjuez en la que se homenajeó a su madre, doña María de las Mercedes, gran aficionada a la tauromaquia.

En los últimos tiempos ha estado viviendo alejado de los focos ya que su estado de salud no le ha permitido mantener el ritmo de otras épocas. No obstante, el monarca ha llevado a cabo varios planes veraniegos. Se le ha podido ver en Mallorca acompañado por la reina Sofía en una inesperada reconciliación mientras visitaban la escuela de tenis de Rafael Nadal en Manacor. A la isla balear, un destino habitual de la familia, llegó unos días antes que su hijo Felipe VI, doña Letizia y las pequeñas Leonor y Sofía.

Posteriormente ha viajado hasta Hanko (Finlandia), donde a bordo del Bribón 500 Movistar ganó el Campeonato Mundial de 6 metros. Durante el mes de julio, el rey emérito se proclamó vencedor en las regatas de la localidad gallega de Sanxenxo, hasta donde había viajado acompañado nuevamente por la reina Sofía y también estuvo acompañado por su hija mayor, la infanta Elena. En Galicia tuvo lugar la foto más familiar y distendida de los monarcas eméritos de los últimos tiempos.

Un verano tranquilo de don Juan Carlos que nada hacía aventurar la nueva operación quirúrgica a la que será sometido el próximo sábado, 24 de agosto, una intervención programada tras su última revisión médica periódica anual. La operación, cuyos detalles no se han especificado, tendrá lugar en la clínica Quirón de Pozuelo de Alarcón, en Madrid, donde se le había realizado la revisión hace dos meses. Este mismo año el rey pasó por el quirófano para que le extirparan una lesión cutánea a consecuencia de su exposición al sol. Una noticia que se dio a conocer después de que acudiera a la presentación de los carteles de la Feria de San Isidro en Madrid con un ojo amoratado, lo que generó enormes especulaciones que fueron finalmente aclaradas.