Siete mil personas sufren fibrosis quística en España

Sara tenía 5 años cuando le diagnosticaron fibrosis quística y faltaba mucho al colegio de pequeña. Ahora tiene 12 años y su vida ha cambiado. La fibrosis quística es una enfermedad genética sin cura conocida. Es una enfermedad dura y el único tratamiento que por ahora, frena el avance de la enfermedad es el que tiene Sara pero no todos pueden recibirlos. Son niño con una esperanza de vida entre los 35 y los 40 años. Los familiares esperan que la investigación avance más rápido que la enfermedad.-Redacción-