Sebastián censura «la catadura moral» de la antigua cúpula del BBVA

A. A. MADRID.

Miguel Sebastián, exministro de Industria con José Luis Rodríguez Zapatero, rompió ayer su silencio después de que los digitales 'moncloa.com' y 'elconfidencial.com' destaparan que el excomisario José Villarejo, en prisión desde noviembre de 2017, supuestamente le espió por orden de la cúpula del BBVA. Sebastián censuró «la catadura moral y la falta de escrúpulos» de los anteriores responsables del banco, que tuvo como presidente a Francisco González desde 2000 hasta 2018.

Los dos medios digitales anteriormente citados han publicado documentos y grabaciones que apuntan presunta mente a que el BBVA encomendó a Villarejo en el año 2005 la tarea de obtener información sobre el posible intento de Sacyr de tomar el control del banco. Este miércoles 'moncloa.com' y 'elconfidencial.com' publicaron que Villarejo habría tratado de «desestabilizar» con bulos sobre su vida privada al extitular de Industria. Para Sebastián, las informaciones difundidas son de «extrema gravedad», por lo que ha encomendado a sus abogados estudiar el inicio de posibles medidas legales.

Un problema «serio»

La ministra de Economía, Nadia Calviño, ha considerado un problema «serio» que una situación «pueda dañar la reputación de cualquier institución financiera», en referencia a las relaciones entre el expresidente de BBVA y Villarejo. Calviño añadió que el caso está «encauzado» judicialmente, al tiempo que apuntó que no le consta que haya presiones del Banco Central Europeo para resolver la situación.