Sánchez pide coherencia al votante del PSOE para «culminar la faena»

Se burla de la pugna que mantienen los líderes de PP y Ciudadanos por dirigir el bloque conservador

R. G.

madrid. Pedro Sánchez pidió a los votantes socialistas que el 26 de mayo sean coherentes y vuelvan a respaldar a su partido como lo hicieron en las elecciones generales. «Hay que culminar la faena», afirmó ayer en A Coruña.

La obsesión en el PSOE es no perder en las municipales, autonómicas y europeas la movilización que consiguieron el 28 de abril. «Es fundamental -subrayó- que no nos relajemos». La participación en estas convocatorias electorales suele ser menor que en las legislativas, y con los resultados tan ajustados como se prevén cualquier bajada de la participación puede ser decisiva.

El 26 de mayo no solo se dilucidan los gobiernos de 8.131 municipios, los de doce comunidades autónomas y la representación española en el Parlamento Europeo, está en juego, según el líder socialista, «si se desmantela o se fortalece el Estado de bienestar». Sánchez considera que «la derecha y sus tres siglas» constituyen un riesgo para que el modelo perdure.

Pero, a pesar del tono tremendista que imprimió a su intervención, encontró hueco para la socarronería y para bromear con la disputa entre Pablo Casado y Albert Rivera por el liderazgo de la oposición. «Uno está viajando al centro... de la tierra», dijo en referencia al líder del PP. «Otro (está) empeñado en adelantar al PP por la derecha», apuntó en alusión al presidente de Ciudadanos, y el tercero, por Santiago Abascal, no sabe «si sube o baja... del caballo».

Estas pugnas, a juicio del líder del PSOE, son la mejor evidencia de que «no han entendido nada» de lo que pasó en las elecciones generales, y vuelven a plantear la misma estrategia de todos contra el PSOE. Pero, avisó, «si suman» desalojarán a lo socialistas de los Gobiernos que ahora controlan. Sánchez dio así por sentado que la alianza a tres bandas es inexorable, a pesar de que Ciudadanos ha dado señales de que en algunos casos está dispuesto a intentar el entendimiento con el PSOE.