Sánchez acude hoy a Bruselas a defender sus Presupuestos y Casado los desacreditará con los líderes conservadores

Casado busca poner a Sánchez en aprietos. Hay que apretar. Desacreditando sus presupuestos. Y apunta alto. Mantendrá reuniones en Bruselas, con Merkel y otros líderes conservadores, a los que alertará sobre las cuentas de Sánchez. Pero es justo lo que hizo hace menos de un mes, ante el presidente de la Comisión Europea. Es lo que irrita al presidente. En conversación informal lo ha calificado de deslealtad institucional impropia de un partido de Gobierno. Otros le ponen voz. El otro problema para Sánchez son los independentistas, empeñados en condicionar su apoyo a las cuentas a que el gobierno influya en la fiscalía a favor de los políticos catalanes presos. Pero el gobierno reitera su defensa de la separación de poderes.