Sánchez abrirá su campaña para el 28-A en el lugar donde inició las primarias contra Susana Díaz

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en el acto «Proteger el ideal de Europa»./efe
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en el acto «Proteger el ideal de Europa». / efe

El comité electoral del partido apuesta por el Parque Tecnológico de Dos Hermanas por su carga simbólica

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

El PSOE aún diseña la ruta que seguirá Pedro Sánchez durante los quince días de campaña oficial para las elecciones generales del 28 de abril, pero ya ha tomado una decisión más o menos firme: empezará en Dos Hermanas. El lugar tiene una simbología especial para el presidente del Gobierno porque también fue allí donde dio el pistoletazo de salida a la carrera para recuperar la secretaría general del PSOE frente a Susana Díaz, el 29 de enero de 2017, meses después de haber sido forzado a abandonar el cargo.

En el comité electoral del partido sostienen que en la sociedad española se ha creado ahora un clima muy similar al que se vivió en el seno del PSOE por aquellas fechas. A eso atribuyen en buena medida la buena marcha de las encuestas. Su análisis parte de la convicción de que las críticas de la oposición resultan tan hiperbólicas que han conseguido rebelar, por injustas, a una parte sustancial del electorado. Se nota, aseguran, en los actos que ya ha protagonizado Sánchez en varias provincias españolas. «La gente está movilizada», dicen.

A los socialistas les interesa mantener esa tensión y no en vano este miércoles presentaron una herramienta web con la que, según explicó el portavoz junto del comité, Felipe Sicilia, combatirán las «mentiras» que vierten otros partidos contra el Ejecutivo. Los partidarios de Sánchez (y muchos de los que no lo eran) siempre dijeron que Susana Díaz se había puesto sola la soga al cuello porque durante dos años se dedicó a segar la hierba bajo los pies del líder elegido en las primarias de 2014 y las bases acabaron viéndola como «la bruja mala del cuento» Ahora el PSOE quiere que se le perciba como víctima de unos extremismos que no le han dejado gobernar.

El baño de masas que se dio hace dos años Sánchez en Dos Hermanas -el feudo de uno de sus principales aliados y crítico entre los críticos con Díaz, el alcalde Quico Toscano- fue en buena medida preludio de lo que vendría. Y la dirección federal del PSOE quiere revivir ese espíritu. Pero fuentes del partido no niegan que tras la decisión hay también una clave interna, una suerte de mensaje a Díaz para que interiorice que Andalucía ya no es su cortijo. A nadie se le escapa que, una vez pasen las elecciones, se abrirá una batalla por el liderazgo del PSOE-A en la que Ferraz está decidido a jugar fuerte.

Es cierto, en todo caso, que todos los candidatos socialistas a la presidencia del Gobierno han recalado alguna vez durante su campaña en esta localidad sevillana, pero fuentes del partido admiten que la decisión de celebrar en ella el primer acto tiene un significado especial. Y, además, según apuntan fuentes del comité, la idea es hacerlo en el mismo escenario al aire libre, el Parque Tecnológico, en el que Sánchez anunció su vuelta en 2017.

Más información