La Ribera navarra pasa el peor trago de la crecida del Ebro

Despues de dos días, los vecinos del casco antiguo de Tudela siguen achicando agua ... Hoy las calles continúan inundadas aunque la situación está mas tranquila. Parece que las precauciones han tenido su efecto, los sacos de contención han evitado un mal mayor. De hecho, los daños han sido menores que los que se esperaban, nada que ver con los de la riada de 2015:.Aunque La alerta ha bajado, 8 carreteras secundarias permanecen cortadas: El Gobierno foral ha reforzado los medios para tener controlada la situacion.