La renuncia de Mas deja el PDeCAT en manos de Puigdemont

En la comparecencia de Artur Mas para anunciar su dimisión de la presidencia del PDeCAT había una pregunta que todos querían hacer: Si se puede gobernar desde Bruselas. "Estas son decisiones que tiene tomar él y tome las que tome yo intentaré apoyarle en la medida de mis posibilidades", ha dicho sobre el expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont. A él no ha querido referirse directamente pero sí le ha dejado un mensaje. En sus razones para dimitir están los procesos judiciales a los que tendrá que hacer frente y que dice condicionan su actividad. "No quiero que la presidencia del partido condicione el margen de maniobra necesario para estos próximos tiempos", ha subrayado. Cuentas pendientes con la Justicia que también tiene sobre la mesa el expresident Puigdemont. "Esta nueva etapa requiere nuevos liderazgos", ha apuntado este sentido Mas. Nueva etapa en el partido que se abre, un 9 de enero. Exactamente dos años antes Artur Mas presionado por la CUP daba otro paso atrás. Dejaba la presidencia de la Generalitat en manos del entonces alcalde de Gerona. Ahora dice, no abandona la política, solo el partido. Con esta renuncia Artur Mas deja todo en manos de Carles Puigdemont. Un expresident en Bruselas que ya ha presentado las credenciales para ser diputado en el Parlament.-Redacción-