Rajoy sigue manteniendo a Cifuentes

La protagonista, la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, lleva dos días prácticamente desaparecida de escena. Sólo un 'retuit', de su compañero Rafa Hernando, que pide explicaciones a Albert Rivera por el currículum falseado de uno de sus dirigentes. "Yo soy la vicepresidenta del Gobierno", asegura Soraya Sáenz de Santamaría, que añade: "No me corresponde adoptar decisiones de partido". Aunque el partido, a lo suyo. "Ahora que se habla tanto de currículums y demás, hay algo muy importante, que es la reputación", afirma su coordinador general, Fernando Martínez-Maíllo. "Nosotros llevamos muchos años de reputación, muchos años trabajando". Pero, el presidente del Gobierno, haciendo de su capa un sayo, de momento, nada. Ciudadanos se lo recrimina. "Si el señor Rajoy encubre hasta el final a la señora Cifuentes, pues no habrá más remedio que plantearse un cambio de Gobierno, un cambio de partido de Gobierno en la Comunidad de Madrid. Cada vez está más claro que es una trama organizada de corrupción dentro de la universidad pública para favorecer los intereses de determinados cargos políticos". Por eso, desde el PSOE no entienden por qué Rivera no mueve ficha ya. "En la vida no se puede soplar y sorber al mismo tiempo. O se está con la regeneración democrática o se apoya la corrupción del Partido Popular en Madrid", dice Pedro Sánchez, su secretario general, que se dirige también a Rajoy y a Cifuentes."Que en su caída no arrastren la ejemplaridad y el buen nombre de las instituciones públicas de nuestro país". Todo, a la espera de más investigación o de que el único responsable suspendido, el catedrático Álvarez Conde, director del famoso máster, como se asegura, tire de la manta.