El PSOE pide la abstención de Cs en la investidura y el Gobierno la amplía al PP

Ábalos y Celaá instan a ambos partidos a que den el paso «por España» y para no depender de los independentistas

P. DE LAS HERAS MADRID.

José Luis Ábalos solicitó ayer a Ciudadanos que se abstenga en el debate de investidura que, según anunció la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, podría tener lugar a principios de julio. El secretario de Organización del PSOE argumentó que si la formación de Albert Rivera de verdad considera nocivo que haya un Ejecutivo dependiente de los independentistas «debería ayudar». «Que lo hagan por España, por la estabilidad de España».

El veto de los liberales a un Gobierno socialista aboca a Pedro Sánchez a negociar a varias bandas para sumar a sus 123 diputados los 42 de Unidas Podemos, el de Compromís, el del Partido Regionalista de Cantabria, los seis del PNV y, aunque se muestran reticentes, los dos de Coalición Canaria. En condiciones normales -dejando al margen la posible suspensión de los diputados en prisión por el juicio del 'procés'- con esas cuentas Sánchez sólo podría ser investido en segunda vuelta por mayoría simple (para la primera necesitaría 176 escaños) siempre que hubiera una abstención más.

Preferencia

La tensión vivida esta semana a cuenta de la negativa de Esquerra y JxCat a apoyar la designación de Miquel Iceta como senador plantea dudas sobre la posibilidad de que los republicanos faciliten el camino al presidente del Gobierno en funciones, a pesar de que su portavoz en la Cámara baja, Gabriel Rufián, aseguró que este asunto es sólo un «chubasco» y que no prejuzga nada. Ábalos fue contundente: «Yo prefiero confiar en la abstención de Ciudadanos, por ejemplo», dijo. «No tenemos por qué estar abocados a lo otro».

Eso no quita para que en un futuro las cosas cambien. El número tres del PSOE dejó claro que el malestar con los soberanistas no les llevará a romper toda relación. «No hay más alternativa que tratar de restablecer la convivencia política dentro de la legalidad. Es complicada pero es la única -remarcó-. Seguiremos insistiendo y sabemos que nos tocará encajar más situaciones de estas».

El Gobierno se sumó a la petición del PSOE y la amplió al PP. La portavoz instó a populares y liberales a que se abstengan para hacer «un servicio a España». Celaá señaló que ambas formaciones machacan con la idea de que «no se debe contar con las fuerzas independentistas y pueden evitarlo absteniéndose en la investidura, como hizo el PSOE en su momento (con Rajoy) para aportar estabilidad al país».

Más