El presidente del CIS duda del desplome que le pronostica al PP

Tezanos también cree que Vox podría lograr más escaños de los que se le adjudican en la macroencuesta

A. A. MADRID.

El director del CIS duda que el próximo 28 de abril se produzca el desplome del PP hasta 70 escaños que le vaticina la macroencuesta que publicó este martes el organismo pública que él mismo preside. José Félix Tezanos, a quien desde que asumió el cargo se le ha acusado como mínimo de parcialidad por su militancia socialista, defiende a capa y espada la metodología usada para elaborar el sondeo. Pero, pese a los contundentes resultados a favor del PSOE, mantiene que el día de las generales «puede pasar de todo». «Hay cosas que me llaman la atención, no acabo de ver claro que el PP caiga tanto, es una opinión personal. Y tengo la impresión de que Vox puede sacar más que lo que dice la encuesta», señala.

Tezanos insistió ayer en la cadena Ser en que la macroencuesta muestra una «foto fija» del momento en el que se realizaron las casi 17.000 entrevistas sobre las que se elaboró. Por eso, de aquí a 18 días la situación podría dar un vuelco y el PSOE perder la mayoría que este CIS le otorga con Ciudadanos o Unidas Podemos. Incluso, sostiene el director del organismo público, podría darse una mayoría absoluta de PP, Ciudadanos y Vox que permitiera reeditar el pacto a la andaluza que acabó con casi cuatro décadas de poder ininterrumpido de los socialistas en esta comunidad autónoma. Tezanos destaca que en muchas provincias los escaños bailarán de un lado a otro por un escaso margen de votos. Y los que ahora se adjudicaron al PSOE podrían ir a parar a la candidatura que lidera Pablo Casado y a la de Santiago Abascal. Respecto a este último, el sociólogo cree que puede contar con «un voto tardofranquista» que aún permanece oculto. «Gente que no ha votado nunca, que rechazan la democracia y que en España no habían tenido un referente, ahora lo tienen», explicó.

Volatilidad

Respecto al alto porcentaje de indecisos, que se eleva a un 41% del electorado, Tezanos alude a la alta «volatilidad» de la opinión pública y a unas generales cruciales -«como las del 79 o el 82»- a las que se llega con la sensación de estar en un cruce de caminos en el que cada uno llevará a un Gobierno de izquierda o de derecha.

El amplio sondeo preelectoral del CIS confirmó que el PSOE ganaría las elecciones con entre 123 y 138 diputados, el doble que su inmediato perseguidor, el PP, que obtendría entre 66 y 76. Ciudadanos se consolidaría como tercera fuerza con entre 42 y 51 representantes en el Congreso, mientras que Unidas Podemos y Vox pelearían por la cuarta posición. Los morados sumarían de 33 a 41 escaños con la aportación de En Comú Podem mientras que la extrema derecha cosecharía de 29 a 37. Esquerra duplicaría su representación y pasaría de los nueve diputados actuales a 17 o 18, mientras que Junts per Catalunya retendría de cuatro ocinco de los ocho que tiene.

Con estos números, Pedro Sánchez podría seguir en la Moncloa sin tener que recurrir a los independentistas catalanes. Sería suficiente con el apoyo de los liberales o con el de Unidas Podemos y un tercero que podría ser el PNV, seis diputados, o Compromís, entre uno y dos.