Podemos augura que el PSOE buscará el acuerdo con el PP y Ciudadanos tras el 10-N

Las confluencias de IU, Galicia en Común y Equo confirman que se abstendrán si hay nuevo debate de investidura

RAMÓN GORRIARÁN

madrid. En Podemos sospechan que su tiempo ya ha pasado y pronostican que, después de la más que probable convocatoria de elecciones generales para el 10 de noviembre, Pedro Sánchez se olvidará de ellos y buscará el entendimiento del PP y Ciudadanos. El discurso oficial de los morados todavía pisa el territorio de la «pequeña esperanza», según su portavoz Noelia Vera, pero de puertas adentro son más realistas y temen que la suerte esté echada.

El consejo de coordinación de Podemos se reunió ayer para constatar que las posibilidades de un acuerdo para la investidura son ínfimas porque Sánchez tiene decidida la repetición de las elecciones. «Lo tiene claro desde la noche del 28 de abril», dijo la portavoz de la dirección morada. Después del 10 de noviembre, añaden en la dirección del partido, el líder del PSOE buscará con determinación, no con la boca pequeña, como hasta ahora, la colaboración «de la derecha», ya sea con la abstención del PP en la próxima investidura o con un acuerdo de legislatura con Ciudadanos, sin descartar el gobierno de coalición con los liberales. «Es lo que pide Europa y el Ibex 35», apuntan desde el entorno de Pablo Iglesias.

Por eso creen que Albert Rivera se ha precipitado ahora al lanzar su propuesta de abstención junto al PP, un paso que en Podemos atribuyen a su «desesperación» para evitar una nueva cita con las urnas ante las malas expectativas electorales de Ciudadanos. Ese juego de ofertas y contraofertas entre socialistas, populares y liberales vendrá, según el pronóstico de los de Iglesias, después, una vez que se vote en noviembre y siempre que los resultados no abran la puerta de la Moncloa a una alianza de PP, Ciudadano y Vox. Una posibilidad que en el partido morado en absoluto descartan.

El discurso oficial alienta la esperanza pero de puertas adentro los morados dan por cerrado el debate

Podemos, sin embargo, tiene una tenue confianza en un arreglo «de último minuto» con los socialistas. «No tiramos la toalla hasta el último momento», señaló la portavoz de la dirección morada, que todavía ve posibilidades de un encuentro entre Sánchez e Iglesias que desencalle lo que lleva varado casi cinco meses. Una cita para la que ya no queda tiempo porque ambos acudirán hoyal palacio de la Zarzuela a la ronda convocada por Felipe VI. Tras esas reuniones, el Rey tendrá las razones suficientes para desistir de presentar un candidato a un nuevo debate de investidura y convocará elecciones generales el 23 de septiembre.

La única persona

Vera confirmó que Iglesias, de todas maneras, intentará que el jefe del Estado haga ver al presidente del Gobierno en funciones que «el bipartidismo se ha acabado» y que en adelante solo se podrá gobernar mediante coaliciones. Sánchez «es la única persona» que no lo ha entendido y confió en que el Rey, dentro del marco de «sus funciones», se lo hará ver.

Lo que sí parece descartado es que Iglesias busque una pirueta de última hora ante el Rey y comunique su voto favorable a la investidura de Sánchez, una posibilidad con la que han especulado los socialistas. Tanto la portavoz de Galicia en Comú, Yolanda Díaz, como el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, informaron de que transmitieron a Felipe VI que se abstendrán si hay debate de investidura con Sánchez como candidato. Lo mismo dijo el líder de Equo, Juantxo López de Uralde, que además explicó que evitó pedir a Felipe VI que hiciera el papel de puente entre el líder del PSOE y el de Unidas Podemos.