Pastor alerta: «Ningún avance está garantizado»

P. DE LAS HERAS MADRID.

«Si queremos seguir avanzando, y construir juntos un futuro de concordia y prosperidad, debemos aprender de las mejores lecciones de estas cuatro décadas. La primera lección nos la enseñan los protagonistas de la Transición, con su forma de hacer política, con tolerancia y respeto», avisó ayer Ana Pastor. No son palabras vacías. La presidenta del Congreso aprovechó su discurso, en la conmemoración de los 40 años de la Constitución en la Cámara baja, para alertar contra los riesgos del radicalismo que parece abrirse paso en España y en Europa.

Pastor previno con contundencia contra la tentación de dar por sentado que los logros de la democracia son eternos, justo cuando la sociedad española da muestras de descontento y desafección hacia el sistema que empezó a construirse en el 78; lo hizo primero con la entrada de Podemos en las instituciones, hace cuatro años, y ahora con la irrupción de Vox, en el extremo opuesto, en el Parlamento andaluz. «Ningún avance está garantizado. Especialmente si no cuidamos algo tan importante como la convivencia», advirtió. «Ningún camino, ningún atajo, merece la pena si pone en riesgo la convivencia».

«Son lecciones -enfatizó ante las las altas instituciones el Estado- que tenemos la responsabilidad de transmitir a los que han tenido la suerte de nacer y crecer en democracia».

 

Fotos

Vídeos