Oculto en el salpicadero de un coche

La Guardia Civil ha detenido a un ciudadano marroquí por intentar introducir por la frontera de Melilla a un niño de solo 12 años. El menor viajaba oculto en el salpicadero de un vehículo de alta gama y pudo ser encontrado gracias al sistema de detección de latidos que llevan los agentes fronterizos. El uso de vehículos de lujo es lo último en el modus operandi de las mafias que trafican con personas, que intentan así no levantar sospechas.-Redacción-