Nuevas condiciones hipotecarias

Han sido tres años de sobresaltos con protestas en el Congreso. Hoy comienza a andar la controvertida ley hipotecaria para proteger al consumidor. El banco asume todos los gastos salvo la tasación de la vivienda. Hasta ahora los procesos de embargos y deshaucios comenzaban cuando el cliente dejaba de pagar la cuota durante tres meses. Pero la nueva ley obliga a las entidades a esperar doce meses. También prohíbe las famosas cláusulas suelo.Se abarata la amortización anticipada de la hipoteca y el cliente debe firmar ante notario que comprende las condiciones del contrato con su entidad. Todo ventajas para el común de los mortales. El problema es que conlleva sobrecostes a los bancos, que querrán amortiguarlos endureciendo las condiciones de crédito a los consumidores.