Nieto afirma que Trapero «no comulgaba» con Puigdemont

R. C.MADRID.

El exsecretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, fue uno de los principales testigos en el juicio del 'procés'. El número dos de Interior, responsable político del plan policial del referéndum del 1 de octubre de 2017, señaló ayer que el dispositivo fue el que «se podía tener». Aseguró que el mayor de los Mossos Josep Lluis Trapero «se equivocó en lo profesional» y dijo que calificar el juicio de «político», como lo han hecho los acusados, es una «fake news (noticia falsa) más del independentismo».

En una entrevista a Efe, Nieto afirmó que tendrán que ser ahora los jueces quienes determinen si hubo violencia, aunque el testigo opina que ha quedado acreditado un «empleo de la fuerza del siglo XXI», diferente a las asonadas y levantamientos del siglo XIX que cambiaban gobiernos.

Ahora hay otra forma de violencia, que «tiene esa paradójica terminología de plantearse como 'violencia pacífica'» y que, en su opinión, no es más que un movimiento de ciudadanos que actúan como «paraguas» y «excusa» de un poder que «los usa para impedir que se cumpla la ley». Dentro del respeto a lo que decidan los jueces, Nieto entiende que la rebelión es un tipo penal «perfectamente aplicable en la situación que se ha producido en Cataluña».

Convencido de que la Policía y la Guardia Civil «cumplieron las órdenes que se les dieron de manera exquisita», el actual portavoz del PP en el Parlamento andaluz admite que hubo actuaciones puntuales de agentes que no actuaron bien, pero que no representan una línea general del escenario de «presión como pocas veces se ha visto que tenga que soportar un agente». «A pesar de eso, supieron cuál era su sitio, cuáles eran los límites y los cumplieron», enfatizó Nieto.

Sobre Trapero, tiene la sensación de que «no comulgaba ideológicamente» con lo que se estaba impulsando desde el Govern, y de Rajoy dijo que siempre estuvo dispuesto al diálogo.