Multitudinaria manifestación en Madrid bajo la luz morada del feminismo

La calle, en femenino, se ha vuelto feminista. Los tambores han puesto el ritmo y ellas la letra reivindicativa. Recorren el camino a paso lento y lo quieren hacer libres y sin miedo. El centro de Madrid colapsado por ellas y por ellos. Una lección para aprender y pasar de generación en generación. Por las que lucharon y sufrieron, y por las que vendrán, que son el germen de un futuro sin desigualdad de género.-Redacción-