Se hace el muerto para estafar con un banquete

EFE.

La Fiscalía de Madrid solicita veinte meses de prisión para un acusado de fingir su propia muerte y la de su hijo para eludir el compromiso que habían adquirido hace tres años con una pareja de novios para servir el catering en su banquete de bodas y que ya habían pagado casi por completo. El fiscal imputa a Jesús C. un delito de estafa y reclama para los afectados una indemnización de 1.500 euros por los perjuicios causados. El procesado era dueño de la empresa Catering Modena. Junto a Yerai C., para quien el fiscal pide la misma pena, acordaron con los novios un servicio de catering en una boda que se iba a celebrar el 5 de septiembre de 2015 por un importe de 1.980 euros. La persona estafada realizó dos ingresos en una cuenta corriente abierta por Yerai C. por valor de 1.500 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos