Muere el preso más peligroso de España

Tranquilamente sale de su celda, bajo el brazo lleva un estilete casero y comienza la salvaje agresión. Él solo contra 5 funcionarios.  A uno le corta en el cuello,   , a otro, le rompe los dientes, fractura de nariz, corte en un brazo y al último  le parte la mandíbula.  Así era  Fabrizio Joao en acción. El preso más peligroso de España. Ingresó en prisión en 2004 por violar y matar a su novia. La acuchilló en 25 ocasiones. Hacen falta hasta 5 agentes para introducirlo en el coche policial. Ha pasado los últimos 15 años en prisión, involucrado siempre  en múltiples agresiones.  Mató incluso a un compañero. Esta semana encontraba su cadáver en la celda. Sin signos de violencia. Pesaba 100 kilos aunque había comenzado un huelga de hambre. Joao hubiera cumplido condena en 2047