Muere un menor por un disparo fortuito durante una cacería en Valladolid

Pasaban una jornada de caza de jabalíes en una finca familiar de la localidad de Villalba de Los Alcores, en Valladolid, cuando ocurrió lo inesperado: uno de los rifles se disparó de manera accidental, dándole al pequeño. Una sola herida, fulminante, ya que los servicios de emergencia sólo pudieron certificar su muerte al llegar al lugar. La investigación se lleva a cabo con secreto, al tratarse de un menor. La Guardia Civil considera que fue un "incidente". Aunque trabaja en otras hipótesis, porque había varios miembros de la familia y se desconoce si había más menores y quién estaba al cargo de la víctima. Este es el tercer accidente de caza mortal en Castilla y León en lo que va de año, con el agravante de una víctima menor de edad y el debate sobre su participación o asistencia a actos en los que se usan armas, como lo es una cacería.-Redacción-