La Generalitat abre una investigación por la muerte de una anciana que esperó siete horas en urgencias

La Generalitat abre una investigación por la muerte de una anciana que esperó siete horas en urgencias

El hospital admite que los especialistas debieron «reevaluar» a la paciente durante tan larga espera, pero rechazan hablar de negligencia médica

CRISTIAN REINOBarcelona

 La Generalitat anunció hoy que ha abierto un expediente para investigar el caso de una mujer de 84 años que murió en el Hospital de Palamós (Gerona). La familia de la víctima denunció que la anciana esperó más de siete horas antes de ser atendida en urgencias.

Los familiares, por sus parte, llevarán el caso a los tribunales para evitar que se repita, puesto que consideran que la anciana «fue abandonada como un perro» pese a que su hija solicitó en varios ocasiones que la atendiera un médico. Los hechos ocurrieron el pasado 15 de noviembre. LL.S.P. fue trasladada desde la residencia de Palafrugell (Gerona) en la que se encontraba al servicio de urgencias del Hospital de Palamós por un cuadro de cólicos y vómitos. Tras esperar en urgencias a ser atendida, murió de un paro cardiorrespiratorio.

El hospital emitió el lunes pasado un comunicado en el que reconoció que el tiempo de espera en ese momento fue «superior al normal» y que un médico tendría que haber practicado una «reevaluación» para comprobar el nivel de urgencia de la paciente. En cambio, el centro médico rechazó hoy que se pueda hablar de negligencia médica. El director de Urgencias del Hospital de Palamós, Marc Pérez, sentenció: «Yo no utilizaría la palabra ni negligencia ni error. Creo que tenemos que modificar determinadas formas de trabajar para poder evitar estas situaciones» de «afluencia excepcional».

Desde el centro médico, incluso, se atrevieron a afirmar que la mujer habría muerto aunque hubiera sido atendida en cuanto fue trasladada al hospital. «El resultado final es complicado de evaluar, pero probablemente no sería diferente ante la situación de la paciente, de cómo evolucionó, de los problemas que tenía de base y de sus complicaciones», según apuntó el director asistencial, Xavier Pérez. «Este caso, lamentablemente, acabó con el fallecimiento de la paciente, pero entendemos que posiblemente haber acelerado su atención no hubiera cambiado el curso de la enfermedad por la patología que presentaba la paciente, que entró con un cuadro de dolor abdominal inespecífico, sin fiebre ni vómitos», remató.

Los responsables médicos apuntaron que, mientras esperaba, la mujer tuvo varias complicaciones de salud. La última de ellas fue un paro cardiorespiratorio, que finalmente le provocó la muerte. Según la familia, la mujer permaneció dos horas en el pasillo del centro hospitalario sin que nadie la atendiera. Pasado ese tiempo, fue trasladada a uno de los 14 boxes del hospital. Ningún médico la atendió en ese lugar durante horas.

 

Fotos

Vídeos