Montesinos pone a la Junta como ejemplo ante la parálisis política de Pedro Sánchez

Montesinos y Ana Beltrán, junto a otros dirigentes del PP/Josele
Montesinos y Ana Beltrán, junto a otros dirigentes del PP / Josele

El vicesecretario de Comunicación del PP inaugura en Marbella la Escuela de Verano de Nuevas Generaciones

Héctor Barbotta
HÉCTOR BARBOTTAMarbella

El vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Montesinos, ha señalado al Gobierno andaluz como ejemplo frente a la parálisis política de Pedro Sánchez. Lo ha hecho en la inauguración en Marbella de la Escuela de Verano de Nuevas Generaciones, donde acompañado por la nueva vicesecretaria de Organización del PP, Ana Beltrán, celebró que la Comunidad de Madrid esté a punto se sumarse a la política de crecimiento económico y bajada de impuestos que a su juicio representa la Junta de Andalucía.

«Los datos son los datos, hoy la economía andaluza crece a mayor ritmo que la economía española, nuestra comunidad autónoma exporta más que nunca, ha aumentado la confianza empresarial y Andalucía es sinónimo de bajada impuestos como la va a ser a partir de la próxima semana la Comunidad de Madrid con Isabel Díaz Ayuso», aseguró el diputado por Málaga.

Montesinos subrayó que el modelo del Partido Popular es «más libertad y menos impuestos» y que la gestión de Juanma Moreno en Andalucía supone un claro contraste «frente a la parálisis reformista de Pedro Sánchez».

El dirigente popular lamentó el bloqueo político en el que Pedro Sánchez ha sumido a España y destacó que el presidente en funciones ha reconocido «sin ningún tipo de sonrojo que no hizo los deberes cuando acudió a las Cortes Generales a someterse a la moción de investidura». En su opinión, todo fue una batalla por el poder, y así lo dejó de manifiesto el líder socialista al reconocer que no había programa ni proyecto y que todo se redujo a una contienda en el seno de la izquierda por conseguir sillones en el Consejo de Ministros.

Montesinos recordó que más de 100 días después de las elecciones, Sánchez sigue sin conseguir los apoyos necesarios para ser investido presidente y que la incertidumbre política se está traduciendo en malos datos económicos. «Los datos ya están encima de la mesa -aseguró-, España sufrió el peor mes de julio en empleo desde 2008 y siguen llegando indicativos de desaceleración económica». Entre estos, citó la fuerte caída en la venta de coches, el desplome de la venta de pisos y la caída de la producción industrial. «Esa es la realidad de España y tenemos un gobierno que no está haciendo ninguna reforma para solucionarlo», destacó.

El diputado por Málaga afeó a Sánchez que esté dispuesto a negociar con el nacionalismo catalán y ante ese escenario adelantó que el PP no va a facilitar la investidura ni de Sánchez ni de ningún otro dirigente socialista. «El Partido Popular va a estar donde lo han situado los españoles, liderando la oposición». No obstante dijo que al PSOE le queda la opción de nombrar a otro candidato para que sus aliados naturales lo apoyen, «no el PP, esa puerta está cerrada», afirmó.

Montesinos ofreció también una tercera opción al lanzar la pregunta de si el PSOE estaría dispuesto a abstenerse para facilitar «un gobierno de los constitucionalistas» del PP y Ciudadanos encabezado por Pablo Casado y aseguró que si se va a elecciones el PP dará la batalla para volver a cosechar todo el voto del centroderecha.

Por su parte, Beltrán insistió en que el bloqueo institucional que sufre España es producto de la irresponsabilidad de Pedro Sánchez y mostró sus dudas acerca de si el líder socialista ha tenido realmente interés en conseguir apoyos para formar gobierno.

Como contraste, recordó que en todas las comunidades autónomas donde había posibilidad de alcanzarse acuerdos entre las fuerzas de derechas, el PP ha conseguido hacerlo al pactar con Vox y Ciudadanos. Sus votantes, aseguró, nunca les hubieran perdonado que no lo hicieran.