Medios nacionales y extranjeros se vuelcan con el inicio del juicio

Periodistas siguen el juicio desde una de las salas de prensa. :: efe/
Periodistas siguen el juicio desde una de las salas de prensa. :: efe

Periodistas belgas, turcos o franceses hicieron cola desde la mañana para informar sobre la primera vista del proceso

ELENA MARTÍN

MADRID. España fue ayer protagonista. Una periodista de France 24 se atusaba el pelo antes de que su compañero, el fotógrafo que la acompaña, le dijera que estaba todo listo para empezar a grabar. Se encontraban frente al Tribunal Supremo para cubrir «la gran conclusión» de un evento del que llevan informando durante más de un año: el 'procés'.

Junto a ellos estaban otros medios internacionales como la agencia de noticias Anadolu y la cadena de televisión TRT, de Turquía; la cadena de televisión ZDF, de Alemania; el periódico online VTR, de Bélgica o la cadena de televisión Aljazeera, de Qatar. Un periodista de este último medio expresó lo importante descubrir este evento para que exista la mayor transparencia posible. «Es un juicio en el que están en juego las instituciones democráticas españolas», justificó.

Los periodistas del medio belga, «vecinos» del expresidente de Cataluña fugado, Carles Puigdemont, y que por tanto han vivido más de cerca el proceso de independencia, eludieron hacer declaraciones al respecto. Aun así, VTR abrió ayer su portada con una cronología explicativa del proceso independentista en la que se incluyen, entre otros, vídeos de los enfrentamientos del 1 de octubre entre policías e independentistas, o de los ministros y parlamentarios catalanes cantando 'Els Segadors' tras la efímera declaración de independencia de Puigdemont.

También estaban allí las agencias Reuters, AFP, EFE; las televisiones nacionales TVE, Antena 3, Tele 5 o La Sexta, y radios como la Ser o Cope. En cuanto a los medios catalanes, destacaron por efectivos sobre el terreno TV3 y Catalunya Radio. Algunos de estos últimos profesionales portaban pequeñas insignias de color amarillo.

Los periodistas más madrugadores llegaron a las inmediaciones sobre las seis de la mañana para clavar el trípode de sus cámaras en los mejores sitios y obtener la mejor de las panorámicas.

La temperatura no acompañó, menos aún antes de que saliese el sol. Hasta que los primeros rayos tiñieron de colores cálidos la fachada del Supremo, iluminando en primera instancia -como si de una señal se tratara- la bandera de España que corona su cúspide. La imagen más repetida ha sido la de reporteros frotándose las manos, caminando de un lado a otro o dando pequeños saltos en un intento de entrar en calor.

Ambiente gélido

Mientras una periodista se maquillaba para borrar los signos del frío de su rostro antes de entrar en antena, una fotógrafa hacía pequeñas pausas entre captura y captura para meter las manos en los bolsillos y evitar perder los dedos por congelación. Los más precavidos, sabiendo que aquello iba para largo, cargaron con termos de café y sándwiches. Pero como dicen, el sufrimiento compartido se sufre mejor.

Tras varias horas grabando recursos y conectando con sus respectivas redacciones para explicar la situación minuto a minuto, a las 8:15 en punto las farolas dejaron de lucir. Poco después, un pequeño autobús y un furgón de la Guardia Civil recorrieron la calle del General Castaños en dirección al aparcamiento de la sede del Tribunal Supremo. En el primero iban los presos soberanistas de la prisión de Soto del Real y en el segundo las reclusas -Carme Forcadell y Dolors Bassa- de Alcalá Meco. Empezaba el juicio.

 

Fotos

Vídeos